Demandan a doctor que realizó un aborto ilegal en Texas

Las demandas son una oportunidad de ver si la ley contra el aborto en Texas se puede mantener en pie o si se puede forzar una revisión de la legislatura

Dos personas demandaron a Alan Braid, el doctor que realizó un aborto en Texas y que lo hizo público desafiando la nueva ley.
Dos personas demandaron a Alan Braid, el doctor que realizó un aborto en Texas y que lo hizo público desafiando la nueva ley.
Foto: NICHOLAS KAMM / Getty Images

Dos personas presentaron este lunes una demanda contra Alan Braid, el doctor que anunció públicamente que había realizado un aborto en Texas, a pesar de la restrictiva ley que prácticamente prohíbe el procedimiento. Estas querellas podrían poner a prueba qué tan constitucional es la nueva ley en el estado sureño.

Oscar Stilley, un abogado de 58 años que fue condenado en 2009 por evasión de impuestos federales, demandó a Braid, un doctor que provee servicios de salud reproductiva en la ciudad de San Antonio, Texas. El doctor incluso publicó un artículo de opinión en The Washington Post titulado “Por qué violé la extrema prohibición del aborto en Texas”.

Actué porque tenía el deber de proveer cuidados para esta paciente, como hago con todos los pacientes, porque ella tiene un derecho fundamental de recibir este tipo de servicio de salud”, escribió Braid en la publicación.

Stilley se define a sí mismo como un “exabogado inhabilitado y deshonrado” debido a la condena que cumplió por los cargos de defraudar a los Estados Unidos y por conspiración para la evasión fiscal. Fue sentenciado a 15 años de prisión y actualmente se encuentra bajo confinamiento domiciliario.

“No quiero que los médicos estén nerviosos, sentados y temblando en sus botas y diciendo: ‘No puedo hacer esto porque si esto funciona, entonces voy a estar en bancarrota‘”, dijo Stilley a The Associated Press.

El exabogado indicó que no está en contra del aborto, pero que realizó la demanda para forzar una revisión de la ley en Texas que prácticamente prohíbe el procedimiento en las mujeres.

Stilley solicitó al tribunal de distrito del condado de Brexar que Braid le page una suma de $100,000 dólares o, al menos, unos $10,000 como mínimo de la ley SB8.

Oscar Stilley se representa a sí mismo ante el tribunal.

Por otra parte, Felipe N. Gómez, de Illinois, pidió en su demanda a un tribunal en San Antonio que se declarara como inconstitucional la ley del aborto en Texas alegando que la misma es una forma del Estado para extralimitarse.

“Si los republicanos van a decir que nadie puede decirte que te pongas una inyección, tampoco deberían decirles a las mujeres qué hacer con sus cuerpos”, dijo Gómez.

La ley de Texas estipula que una vez que el profesional médico detecta latidos cardíacos en el feto, no puede realizar la intervención, pero esto ocurre apenas a la sexta semana de embarazo. Además, la ordenanza indica que los fiscales no pueden demandar a quienes no obedezcan la ley sino que solo lo puede hacer una persona pero de manera privada.

Expertos explicaron a AP que las demandas serán una prueba para ver si la ley SB8 se puede mantener en pie luego de la decisión de la Corte Suprema.

Con información de AP.

Lee también: