Irán negó a la OIEA el acceso a una de sus instalaciones nucleares

Según la organización, Irán incumplió unos términos acordados entre ambos hace dos semanas

La OIEA denunció este domingo que Irán no permitió la entrada de los inspectores del organismo a una instalación nuclear.
La OIEA denunció este domingo que Irán no permitió la entrada de los inspectores del organismo a una instalación nuclear.
Foto: JOE KLAMAR / Getty Images

El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) denunció este domingo que Irán no concede a los inspectores internacionales el acceso a las instalaciones atómicas acordado hace sólo dos semanas.

El director general del OIEA Rafael Grossi, informó hoy a los estados miembros del organismo de que Irán permitió entre el pasado 20 y 22 de septiembre a operar algunos equipos de verificación y cambiar los discos duros en todas las instalaciones necesarias con excepción de una.

En el complejo TESA Karaj, cerca de Teherán, la agencia “no recibió el acceso para instalar nuevas cámaras de vigilancia” o “para confirmar que no se haya reanudado en ese taller” la producción de algunos compuestos de centrifugadoras.

Centrifugadoras de gas sirven para enriquecer uranio, un material de posible doble uso, civil y militar.

Según el comunicado emitido hoy en Viena, Grossi destaca en su informe que la decisión de Irán de no permitir el acceso al OIEA es “contrario a los términos acordado en la declaración conjunta emitida el 12 de septiembre“.

Ese acuerdo fue suscrito por el director general del OIEA y por el vicepresidente de Irán y jefe de la Organización de Energía Atómica de Irán (OEAI), Mohammad Eslami.

En el informe Grossi recuerda además que todas las actividades de la declaración conjunta son “indispensables para mantener la continuidad de conocimiento (sobre el programa nuclear iraní)”.

Las inspecciones del OIEA son clave para poder restaurar el acuerdo atómico de 2015, abandonado por Estados Unidos en 2018 e incumplido por Irán desde 2019.

El acuerdo limita las actividades nucleares de Irán con el objetivo de evitar que el país se haga con armas atómicas.

Tras salir del acuerdo, conocido como JCPOA, por sus siglas en inglés, Estados Unidos restableció sanciones contra Irán.

La República Islámica y seis grandes potencias, entre ellas Estados Unidos de forma indirecta, negociaron entre abril y junio en Viena para salvar el JCPOA.

Teherán exige que Washington levanta sus sanciones, que dañan su economía, mientras EE.UU. exige que Irán cumpla sus obligaciones nucleares

Lee también: