“Fracaso estratégico”, así calificó el general Mark Milley, presidente del Estado Mayor conjunto la intervención de EE.UU. en Afganistán

El general Milley calificó como "una posibilidad muy real" que al-Qaida o el Estado Islámico pueda reconstituirse en Afganistán y representar una amenaza terrorista para Estados Unidos en los próximos 12 a 36 meses.

El general Milley dijo se necesitaban al menos 2,500 efectivos para protegerse contra el colapso del gobierno de Kabul.
El general Milley dijo se necesitaban al menos 2,500 efectivos para protegerse contra el colapso del gobierno de Kabul.
Foto: PATRICK SEMANSKY / AFP / Getty Images

El oficial de mayor rango militar en Estados Unidos calificó la guerra de 20 años en Afganistán como un “fracaso estratégico” y señaló el martes ante el Congreso, que el país debería haber mantenido varios miles de soldados en la región para evitar la inesperada y rápida toma del poder por parte de los talibanes.

En su primer testimonio ante el Congreso sobre la retirada, el general Mark Milley, presidente del Estado Mayor Conjunto, se negó a revelar qué consejo le dio al presidente Joe Biden la primavera pasada, cuando Biden estaba considerando mantener tropas en Afganistán.

Sin embargo, señaló al Comité de Servicios Armados del Senado que era su opinión personal que se necesitaban al menos 2,500 efectivos para protegerse contra el colapso del gobierno de Kabul y el regreso al gobierno de los talibanes.

En una evaluación contundente de una guerra que costó 2,461 vidas estadounidenses, Milley dijo que el resultado tardó años en prepararse.

“Los resultados en una guerra como esta, un resultado que es un fracaso estratégico, el enemigo está a cargo en Kabul, no hay otra forma de describir eso, es un efecto acumulativo de 20 años”, señaló.

El general Frank McKenzie, quien como jefe del Comando Central había supervisado los últimos meses de la guerra de Estados Unidos, dijo que estaba de acuerdo con Milley en que deberían haberse mantenido unos pocos miles de soldados en Afganistán, a pesar del acuerdo de la administración Trump con los talibanes en 2020 de que todas las tropas estadounidenses se irían en mayo de 2021.

“Recomendé que mantengamos 2,500 soldados en Afganistán, y también recomendé a principios del otoño de 2020 que mantengamos 4,500 en ese momento, esas eran mis opiniones personales”, dijo McKenzie.

“También tenía la opinión de que la retirada de esas fuerzas conduciría inevitablemente al colapso de las fuerzas militares afganas y, finalmente, del gobierno afgano”.

La audiencia del Senado se tornó polémica, cuando los representantes republicanos intentaron retratar a Biden ignorando los consejos de los oficiales militares y caracterizando erróneamente las opciones militares que se le presentaron la primavera y el verano pasado.

El senador Tom Cotton, republicano por Arkansas, le preguntó a Milley por qué no decidió renunciar después de que su consejo fue rechazado.

Milley, quien fue designado para su puesto como presidente del Estado Mayor Conjunto por el presidente Donald Trump y contratado por Biden, dijo que era su responsabilidad brindarle al comandante en jefe su mejor consejo.

“El presidente no tiene que estar de acuerdo con ese consejo”, dijo Milley. “No tiene que tomar esas decisiones solo porque somos generales. Y sería un increíble acto de desafío político que un oficial comisionado renunciara solo porque no se siguió mi consejo “.

Real amenaza terrorista

Milley citó como “una posibilidad muy real” que al-Qaida o la filial afgana del grupo Estado Islámico pueda reconstituirse en Afganistán bajo el gobierno de los talibanes y representar una amenaza terrorista para Estados Unidos en los próximos 12 a 36 meses.

Fue el uso de Afganistán por parte de Al Qaeda como base desde la cual planificar y ejecutar sus ataques contra Estados Unidos el 11 de septiembre de 2001 lo que desencadenó la invasión estadounidense de Afganistán un mes después.

“Debemos recordar que los talibanes eran y siguen siendo una organización terrorista y todavía no han roto los lazos con al-Qaida”, dijo Milley.

“No me hago ilusiones con quién estamos tratando. Queda por ver si los talibanes pueden o no consolidar el poder o si el país se fracturará aún más en una guerra civil “.

Leer más
Afganistán: el millonario costo en equipo militar estadounidense que pudieron apropiarse las fuerzas talibanes tras la retirada
Las 5 empresas estadounidenses que más facturaron con la guerra en Afganistán
Afganistán: la retirada de Estados Unidos, ¿la peor decisión de Biden en política exterior?