La compañía Navient está a un paso de eliminar los préstamos estudiantiles otorgados en consorcio con el gobierno

La compañía más grandes de prestamos estudiantiles, Navient, ha pedido transferir sus responsabilidades a la empresa Maximus.

Navient

(Archivo) Crédito: Cortesía | Pixabay

El pasado martes 28 de septiembre la compañía Navient anunció que dejaría de administrar los préstamos para estudiantes del gobierno.

La decisión de la empresa, que cuenta con más se seis millones de prestatarios, ha obligado al Departamento de Educación a transferir las cuentas justo en el momento en que el gobierno comience en reanudar la recaudación de pagos a principio del próximo año, para ser exactos en el mes de febrero.

Después de que la compañía de préstamos para estudiantes más grandes del país diera a conocer su posición pidió transferir sus responsabilidades a sus similar Maximus.

El director ejecutivo de Navient, Jack Remondi, prometió una transición sin problemas tanto para los prestatarios como para los empleados y acotó que tomó dicha decisión porque el enfoque de la empresa cambió a negocios distintos y no entran más los servicios de préstamos estudiantiles federales.

En tanto el Departamento de Educación ya se encuentra revisando a detalle los documentos de Navient y Maximus para garantizar que la propuesta cumpla con todos los requisitos legales y cumpla con la protección de los prestatarios y contribuyentes, así lo aseguró el director de operaciones de la oficina de Ayuda Federal para Estudiantes del departamento, Richard Cordray.

Navient no es la única firma que ha dado un paso atrás, también lo hizo FedLoand, lo que pone al Departamento de Educación a trabajar en una tarea titánica, al tener que trasladar a más de 15 millones de prestatarios a nuevos administradores.

En tanto Persis Yu, director del Proyect de Asistencia al Prestatario de Préstamos para Estudiantes en el Centro Nacional de Derechos al Consumidor, se sinceró al decir que no sabe cómo se prepara el sistema para todos los cambios que están por suceder.

Si bien Navient anunció que dejaría de administrar los préstamos para estudiantes del gobierno, de lo que no podrá salvarse es de la demanda que le fue presentada por la Oficina de Protección Financiera del Consumidor en 2017 en la que se le acusa de obstaculizar a los prestatarios al intentar reembolsar sus préstamos, además de orientar a los prestatarios hacía programas de pago innecesariamente costosos.

Te puede interesar:

El Congreso busca desaparecer el plan de ahorro para la jubilación Roth IRA

Las principales minoristas en Estados Unidos están empezando a adoptar el sistema “compre ahora, pague después”

El IRS rastrearía todas las transacciones bancarias de más de $600 bajo el plan Biden

En esta nota

prestamos estudiantiles

Suscribite al boletín de Empleos

¿Te gustaría recibir ofertas de empleo en Los Ángeles?

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain