Una nueva ley podría permitir la ciudadanía para inmigrantes con “pasado criminal”

Un grupo de congresistas demócratas presentó un proyecto de ley que pretende evitar la deportación de personas acusadas de algún delito, pero que fueron indultadas o sus sentencias fueron suspendidas; la propuesta también permitiría a estos inmigrantes obtener la naturalización

El proyecto de ley permitiría la ciudadanía a personas con ciertoso problemas penales.
El proyecto de ley permitiría la ciudadanía a personas con ciertoso problemas penales.
Foto: USCIS.gov / Cortesía

Las leyes migratorias impiden que extranjeros con problemas penales obtengan la ‘green card’ o la ciudadanía, ya que existen lineamientos sobre el llamado “buen carácter moral” de una persona.

Eso podría cambiar para ciertas personas, si avanza en el Congreso una propuesta del senador Alex Padilla (California), quien junto con los representantes Adriano Espaillat (Nueva York) y Joaquín Castro (Texas) presentaron un proyecto de ley que permitiría a gente con determinados antecedentes penales obtener la ciudadanía o naturalización.

“Durante demasiado tiempo, nuestras leyes de inmigración han puesto el Sueño Americano más lejos del alcance al hacer casi imposible que los inmigrantes, especialmente aquellos con convicciones resueltas, se conviertan en ciudadanos”, dijo Padilla en un comunicado.

El proyecto de ley señala que los inmigrantes indultados o que sus sentencias hayan sido suspendidas o anuladas por un tribunal puedan aplicar sin problemas por beneficios migratorios, incluida la ciudadanía.

El congresista Espaillat subrayó en otro comunicado que espera que la aprobación de este proyecto de ley ayude a “reconstruir” el sistema migratorio.

“(Hay que) reconstruir el sistema de inmigración de este país desde cero, haciéndolo más equitativo y accesible para todos los que llaman hogar a esta nación”, consideró.

Heidi Altman, directora de políticas del Centro Nacional de Justicia para Inmigrantes consideró que esta propuesta es una buena oportunidad para evitar la deportación de algunos inmigrantes y su negativa a obtener beneficios migratorios.

(La ley) garantizaría que nadie sea deportado y separado de sus seres queridos debido a una condena o sentencia que el tribunal penal ya no reconoce”, expuso.

El proyecto de ley requiere al menos 60 votos en el Senado para avanzar, pero los demócratas solamente tienen 50 votos.

Con información de EFE