Ondas de radio inusuales en el centro de la Vía Láctea desconciertan a los científicos

Los especialistas indican que el objeto captado en el centro de la Vía Láctea no se parece en nada a ningún objeto conocido hasta ahora

El objeto se encuentra en el centro de la Vía Láctea y los científicos todavía no conocen la naturaleza del evento.
El objeto se encuentra en el centro de la Vía Láctea y los científicos todavía no conocen la naturaleza del evento.
Foto: ALEXANDER JOE / Getty Images

Científicos descubrieron unas onda de radio con propiedades inusuales en el centro de la Vía Láctea. Según un estudio, las propiedades de las señales no se parecen a ningún fenómeno conocido por la ciencia actualmente, sin embargo, el objeto que las emite será objeto de investigaciones durante los próximos años.

Ziteng Wang, autor principal del nuevo estudio en The Astrophysical Journal, dijo que el brillo del objeto varía drásticamente, además de que se apaga y se enciende al azar aparentemente.

“La propiedad más extraña de esta nueva señal es que tiene una polarización muy alta. Esto significa que su luz oscila en una sola dirección, pero esa dirección gira con el tiempo“, escribió Wang en un comunicado.

En un principio, se pensó que se trataba de un púlsar, que es una estrella muerta de neutrones que expulsa radiación en intervalos cortos y regulares. No obstante, las ondas de radio emitidas por el objeto no coinciden con las que normalmente son emitidas por estos objetos espaciales.

El equipo de científicos nombró al objeto ASKAP J173608,2-321635.

Según Tara Murphy, profesora del Instituto de Astronomía de Sydney y coautora del estudio, dijo que el objeto fue único porque “comenzó siendo invisible, se volvió brillante, se desvaneció y luego reapareció”, lo que su parecer fue “impresionante”.

El objeto fue captado inicialmente por el telescopio Australian Square Kilometer Array Pathfinder (ASKAP), pero luego pidieron a los telescopio de Parkes en Nueva Gales del Sur y al MeerKAT en Sudáfrica que hicieran seguimientos adicionales al fenómeno en el centro de la Vía Láctea. No obstante, el Parkes no captó ningún evento, pero el MeerKAT sí pudo capturar al evento, pero con otras características, lo que desconcertó a los investigadores.

Afortunadamente, la señal regresó, pero descubrimos que el comportamiento de la fuente era dramáticamente diferente: la fuente desapareció en un solo día, a pesar de que había durado semanas en nuestras observaciones de ASKAP anteriores”, dijo Murphy.

Al mismo tiempo, la coautora del estudio indicó que hacen falta telescopios mucho más potentes para develar el misterio detrás de las señales cuyos investigadores todavía no pueden explicar.

En la actualidad, el Square Kilometre Array es un proyecto para construir un radiotelescopio intergubernamental entre Australia y Sudáfrica. Es uno de los proyectos para la observación del espacio más ambiciosos del mundo, pues se calcula que será 50 veces más sensible que cualquier otro artefacto para la observación del espacio en el planeta.

Se estima que entrará en funcionamiento en algún punto de 2027 y proporcionaría imágenes de más alta resolución de todos la astronomía.

Lee también:
México declara alerta naranja en varios municipios por el huracán Pamela
¿Por qué la Tierra está “brillando” menos en los últimos años?
“La crisis climática es la mayor amenaza que enfrenta la humanidad en la actualidad”, dice la OMS