Más que nunca los estudiantes latinos están tratando de titularse, pero sigue siendo costoso y complicado

El Proyecto Pa’Lante es una iniciativa que busca ayudar a los estudiantes de la comunidad latina a concluir sus estudios, pero a veces es insuficiente.

LOS ÁNGELES, CALIFORNIA - 27 DE JULIO: La graduada de Cal State Los Ángeles, Maricris Trask (R), quien es madre y veterana de la Marina de los EE. UU., Abraza a otro graduado luego de su ceremonia de graduación que se llevó a cabo al aire libre debajo de una carpa en el campus el 27 de julio de 2021 en Los Angeles, California.
LOS ÁNGELES, CALIFORNIA - 27 DE JULIO: La graduada de Cal State Los Ángeles, Maricris Trask (R), quien es madre y veterana de la Marina de los EE. UU., Abraza a otro graduado luego de su ceremonia de graduación que se llevó a cabo al aire libre debajo de una carpa en el campus el 27 de julio de 2021 en Los Angeles, California.
Foto: Mario Tama / Getty Images

Impulsados ​​por sus padres y educadores, cada vez más hispanos asisten a la universidad con la esperanza de asegurarse un lugar en la clase media de los EE. UU.

Esto, de acuerdo con el USA Today, representa un desafío creciente para las instituciones educativas, ya que han atendido principalmente a estudiantes blancos. 

A medida que se enfrentan a desafíos como la burocracia de la educación superior y el pago de matrículas en un entorno en el que tan pocos profesores, administradores y estudiantes se parecen a ellos, muchos estudiantes latinos dicen que les preocupa que las instituciones de educación superior estén tomando felizmente su dinero sin asegurarse de sus necesidades específicas. se están cumpliendo.

El número de estudiantes hispanos matriculados en la universidad aumentó de 3.17 millones en 2016 a 3.27 millones en 2017, lo que los convierte en uno de los dos grupos demográficos con mayor presencia en la universidad, según el Centro Nacional de Estadísticas Educativas. 

Eso es casi el doble de los 1.4 millones de estudiantes latinos que asistieron a la universidad en el 2000.

Por otro lado, la matrícula de las universidades, es decir, quiénes ingresan a la educación superior y se mantienen, ha bajado. Según el National Student Clearinghouse, hubo 19.2 millones de estudiantes matriculados en los campus para el semestre de otoño de 2015. A principios de 2019, la inscripción había caído a 17.5 millones.

Pa’Lante

Las tasas de retención entre los estudiantes hispanos fueron “menos que óptimas”, dijo a USA Today Deborah Santiago, una de las cofundadoras de Excelencia in Education, una asociación dedicada a impulsar a estudiantes latinos. 

Pero descuidar a los estudiantes hispanos es un mal negocio en estos días, dijo.

“No puedes simplemente inscribirlos a la universidad si no los vas a ayudar a graduarse. La única población en crecimiento son los hispanos. Por eso, decimos que debes concentrarte en lo que significa servir”, afirmó. 

Otra de las iniciativas dedicadas a ayudar a los latinos a graduarse es Proyecto Pa’Lante, que da a los nuevos estudiantes de universidad una plataforma para conseguir habilidades de liderazgo y obtener el éxito académico. 

“Sentí que la ayuda que me ofrecían no era la que quería”, dijo Miguel Casimiro a USA Today, estudiante latino de biología. 

Entre los esfuerzos para contrarrestar esto, ahora las organizaciones de ayuda a estudiantes latinos se enfocan a ayudar a las universidades a tener una cultura de bienvenida para estos estudiantes y sobre todo, mecanismos para ayudarlos a obtener mejor aprovechamiento de sus estudios, como clases bilingües.

Lee más:
Activistas reclaman la reforma migratoria con 400 pancartas frente al Congreso
¿Por qué al senador Alex Padilla le conviene empujar la ciudadanía para indocumentados?
Biden mata ley que acabaría con centros privados de detención de inmigrantes en California