Defensores de inmigrantes “se cansan” de Biden al considerar que incumple promesas

Líderes de organizaciones civiles reconocen que abandonaron reunión con altos funcionarios de la Administración Biden por retormar el programa "Permanecer en México" que obligará a enviar a ese país extranjeros que piden asilo en EE.UU.; también acusan defensa de otras políticas de Trump contra migrantes

La política Permanecer en México impactó a más de 60,000 inmigrantes, según activistas.
La política Permanecer en México impactó a más de 60,000 inmigrantes, según activistas.
Foto: PAUL RATJE / AFP / Getty Images

Activistas defensores de inmigrantes marcaron un “hasta aquí” al presidente Joe Bien sobre sus políticas migratorias y afirmaron que se negaron a “ser complices” de aquellas acciones que el Gobierno demócrata defiende, aunque fueron instauradas por el expresidente Donald Trump.

El presidente Biden trabajó de cerca con organizaciones civiles que defienden a inmigrantes para elaborar una agenda “más humana” para tratar a los no ciudadanos, pero líderes de varios grupos están decepcionados de las políticas seguidas por el demócrata, como el programa “Permanecer en México” y la expulsión acelerada bajo el Título 42, ambas impuestas por el expresidente Trump.

Los defensores del asilo de la frontera sur y los aliados nacionales abandonaron una reunión con funcionarios de alto nivel de Biden en protesta por los planes del gobierno de restablecer el cruel e inhumano programa ‘Permanecer en México’ de la era Trump”, dijeron en un comunicado conjunto las organizaciones, integradas en el movimiento Welcome with Dignity (Bienvenida con dignidad).

En la reunión de trabajo había representantes de grupos en California, Arizona, Nuevo México, Texas, quienes rechazaron las afirmaciones de la Administración Biden “se vio obligada” a restablecer el programa también conocido como MPP (Protocolos de Protección al Migrante) por una orden judicial.

Agregaron que con esa política, desde que el presidente Biden asumió el cargo, investigaciones de defensores de derechos humanos han documentado más de 6,300 ataques violentos contra personas expulsadas a México bajo el MPP.

Nos unimos a otros defensores de la frontera para salir de esta reunión con la administración de Biden después de casi un año de tratar de involucrarnos productivamente con ellos para reconstruir un sistema de asilo justo y humano”, dijo Chelsea Sachau, abogada del Equipo de Acción Fronteriza con el Proyecto de Derechos de los Inmigrantes y Refugiados de Florence.

Complicadas negociaciones

En septiembre, la Administración Biden tuvo que comenzar negociaciones con el Gobierno del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador para continuar con el programa Permanecer en México, las cuales tardaron más de lo esperado, luego de la decisión de la Corte Suprema de mantener el programa, pero permitir una posible suspensión a través de tribunales, batalla que no ha podido ganar el gobierno demócrata.

Durante el Diálogo de Seguridad de Alto Nivel en México, donde acudió el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, se discutieron algunos detalles de cómo se retomará el programa, pues sin la colaboración del Gobierno mexicano, Biden no puede avanzar con el cumplimiento de la orden judicial.

A los activistas que defienden a inmigrantes les parece que ese programa no tiene por qué ser retomado y consideran como una excusa de la Administración Biden su obligación judicial de retomarlo.

“Los solicitantes de asilo negros en la frontera son vulnerables a la lucha contra la negritud en ambos lados de la frontera… Están desproporcionadamente perjudicados por las políticas fronterizas racistas de la Administración Biden”, dijo Nana Gyamfi, directora ejecutiva de Black Alliance for Just Immigration (BAJI).

Esto luego de que miles de haitianos son expulsados de México y EE.UU., aunque en este último se reconoció la liberación de más de 10,000 para intentar buscar alguna protección migratoria.

Los expertos critican el MPP y el Título 42, este último porque ha permitido la expulsión expedita de inmigrantes, debido a la pandemia de COVID-19.

Cabe destacar que la reapertura la frontera a viajes no esenciales impone limitantes, como que las personas demuestren estar vacunadas.

“Estamos junto a nuestros hermanos y hermanas que trabajan a lo largo de la frontera y nos oponemos al MPP y al Título 42″, dijo Ariana Saludares, cofundadora y presidenta de Colores United. “Hemos visto de primera mano los resultados de estas políticas inhumanas”.