Indocumentados serían protegidos de la deportación y tendría permiso de trabajo por 10 años, según nuevo plan en Congreso

Los demócratas en el Senado afinan la nueva propuesta que protegería a indocumentados de la deportación y les otorgaría Autorización de Empleo hasta por 10 años; el proyecto debe ser aprobado por la parlamentaria Elizabeth MacDonough, para ser integrado en el proceso de Reconciliación

Organizaciones civiles han realizado mítines para presionar al Congreso a aprobar una protección a indocumentados.
Organizaciones civiles han realizado mítines para presionar al Congreso a aprobar una protección a indocumentados.
Foto: Kevin Dietsch / Getty Images

Los inmigrantes indocumentados podrían ser protegidos de la deportación a través de una figura legislativa conocida como ‘parole’, así como obtener una Autorización de Empleo durante cinco años, la cual podría ser renovable por otro periodo similar.

Cualquier persona (indocumentada) que haya llegado a los Estados Unidos antes del 1 de enero del 2011 y no tiene un récord de crimen significante podrían aplicar por este proceso“, expuso en términos generales la abogada Lia Parada, directora de Defensa Legislativa de Immigration HUB, en el podcast El Diario Sin Límites. “Tendrían permiso y protección de deportación hasta diez años”.

Lo anterior sería posible si la parlamentaria del Senado, Elizabeth MacDonough, aprueba el Plan C que los demócratas, liderados por Dick Durbin (Illinois), presidente del Comité Judicial, y Bernie Sanders (Vermont), presidente del Comité de Presupuesto, afinan para entregar en estos días.

En la planeación de la propuesta también participan el senador Alex Padilla (California), presidente del Subcomité de Inmigración, así como el representante Jerrold Nadler (Nueva York), presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes.

La experta reconoció que esta propuesta no es la ideal para indocumentados, pero al menos lo protegería durante un periodo en el que podrían laborar con un permiso, el cual sería difícilmente cancelado en tribunales, ya que tendría el aval del Congreso.

Eso a diferencia de los ‘dreamers’ con DACA o personas con Estatus de Protección Temporal (TPS), quienes podrían apegarse a la nueva protección.

Por cualquier razón que alguien que tenga DACA o TPS que no califique para este nuevo programa se puede quedar con su DACA y TPS“, enfatizó Parada.

Este plan, según un estudio del Center for American Progress (CAP), beneficiaría a 7.1 millones de indocumentados.

Aunque el permiso máximo de trabajo sería de 10 años, la Autorización de Empleo es de cinco años, con una opción a renovación, lo que implicará que ese inmigrante debe mantenerse elegible, es decir, sin récord criminal.

Esta semana se espera que la parlamentaria MacDonough revise la nueva propuesta y, quizá, tenga una decisión, tomando en cuenta que el 31 de agosto es la fecha límite que los demócratas se han puesto para avanzar con el proceso de Reconciliación, el paquete económico de $3.5 billones de dólares que apuntala el plan Build Back Better (Reconstruir Mejor) del presidente Joe Biden.

Los demócratas enfrentan críticas de organizaciones civiles por considerar que han permitido que una funcionaria “no electa” tome una decisión legislativa, por lo que piden a la vicepresidenta Kamala Harris que no tome en consideración las opiniones de la parlamentaria MacDonough y permita avanzar con un plan migratorio.

La experta Lia Parada dijo que eso es posible, pero también puede ser una iniciativa del líder de la mayoría del Senado Chuck Schumer (Nueva York), pero enfatizó que se requieren 50 demócratas para avalar esa ruta.