Cómo solicitar una licencia de conducir para inmigrantes en California

Tal como sucede en algunos estados del país, California posee leyes que protegen a los inmigrantes indocumentados y les permiten obtener una licencia de conducir con ciertas restricciones

En California, la licencia de conducir AB 60 está dirigida a los inmigrantes indocumentados.
En California, la licencia de conducir AB 60 está dirigida a los inmigrantes indocumentados.
Foto: Kindel Media / Pexels

Los inmigrantes indocumentados pueden tener una licencia de conducir en California, siempre y cuando puedan probar su identidad y domicilio. Este tipo de licencias, conocidas como AB 60, son producto de una ley que protege a este sector de la población, concediéndole ciertos privilegios, entre ellos la posibilidad de operar vehículos legalmente en el estado. Aprobadas en 2015, las AB 60 son exclusivas de aquellas personas con un estatus migratorio vulnerable, personas que, por alguna u otra razón, no han podido resolver su presencia legal en el país.

Las licencias AB 60 no pueden usarse como una forma de identificación, en ese sentido solo pueden ser usadas para el simple hecho de conducir en todo el estado de California. Aunque difieren de las licencias estándar y de otras licencias con Real ID o mejoradas, las licencias AB 60 —caracterizadas por poseer las iniciales DP (Driver Permit) en lugar de DL (Driver License)— están protegidas por la ley y no pueden representar un motivo para discriminar a sus portadores. De hecho, la discriminación relacionada con esta forma de licencia es ilegal en Estados Unidos.

Además de no poder usarse como forma de identificación, las licencias AB 60 no tienen un equivalente a las licencias comerciales (CDL), una forma de licencia regida por el gobierno federal. Para solicitar una licencia de conducir AB 60 en California, los requisitos son los siguientes:

1. Poder probar identidad, residencia y tener 16 años al menos. Una prueba de identidad válida es el pasaporte del país de origen.

2. Programar una cita con el DMV de California.

3. Firmar una declaración jurada de no poseer un número de Seguro Social.

4. Suministrar los documentos que comprueben identidad y residencia. El DMV proporciona una lista completa de las opciones aceptables.

5. Completar un formulario de solicitud de licencia de conducir/ tarjeta de identificación.

6. Suministrar una prueba de haber culminado un programa de educación al conductor, en caso de tener menos de 18 años.

7. Aprobar un examen de visión y un examen escrito (prueba de conocimientos). En el caso del examen escrito, el DMV ofrece muchos modelos de prueba en diferentes idiomas para que el solicitante pueda practicar antes.

8. Permitir que el DMV tomen una foto y una muestra de la huella del pulgar.

9. Pagar la tarifa correspondiente.

Una vez que se aprueba el examen escrito, el solicitante puede programar con el DMV un examen práctico (prueba de manejo). Este será el último requisito: si el solicitante aprueba el examen práctico, podrá obtener una licencia AB 60.

Es importante tener muy en cuenta que, al igual que los conductores con licencia de conducir estándar o licencia comercial, los portadores de una licencia AB 60 no pueden conducir un vehículo que no tenga registro y seguro válido en el estado de California.

También te puede interesar: Licencia de conducir mejorada en Estados Unidos: qué es y cuáles son sus beneficios