Salen a la luz las últimas palabras de Halyna Hutchins antes del disparo de Alec Baldwin

Dan a conocer qué fue lo último que dijo la directora de fotografía, Halyna Hutchins, antes de perder la vida durante el rodaje de "Rust" cuando Alec Baldwin le disparó

Alec Baldwin.
Alec Baldwin.
Foto: Gonzalo Marroquin / Getty Images

Halyna Hutchins fue la directora de fotografía que murió después que el actor Alec Baldwin le disparara sin querer en uno de los sets de la película “Rust”. Poco se ha dicho de esto, pues aún es una investigación en curso. Sin embargo, Los Angeles Times ha dado a conocer cuáles fueron las últimas palabras de Halyna.

“No, eso no estuvo bien. Eso no estuvo nada bien”, asegura el medio que dijo Halyna Hutchins antes que fuese impactada por una bala que salió de la pistola que cargaba Alec Baldwin durante el rodaje de la película “Rust”. Estas habrían sido las últimas palabras de Halyna Hutchins antes que le disparan sin querer. Todo esto se incluye después de una intensa lectura de mensajes de correos y mensajes de texto de 14 miembros del equipo de producción.

“Entonces, supongo que voy a sacar esto, jalarlo y decir, ‘¡Bang!'”, fueron las palabras de Alec Baldwin cuando accionó el arma. El proyectil fue de inmediato al pecho de Halyna Hutchins al tiempo que caía al suelo sangrando. Al lado de la directora de fotografía caía también al suelo el director de la película Joel Souza, quien también fue alcanzado por el proyectil: “¿Qué diablos fue eso? ¡Eso quema!”.

En cuanto a Alec Baldwin, Los Angeles Times aseguró también que el actor, al ver que sus compañeros cayeron al piso gritó: “¿Qué diablos acaba de pasar? ¡Médico!”. Halyna Hutchins, al parecer, miró fíjamente a los ojos de un técnico de audio y fue cuando prounció las palabras.

En ese instante, los miembros del equipo presentes en el set corrieron hacia donde estaban los heridos. Hutchins miró a los ojos a un operador de boom y pronunció sus últimas palabras.

En cuanto a la asistente que se atribuyó la responsabilidad del chequeo de las armas, Hannah Gutiérrez-Reed, al parecer se encuentra en muy mal estado anímico. Otros trabajadores de la producción han declarado también que la logística del set era deficiente.

Sigue leyendo: