Un asteroide “potencialmente peligroso” se acercará a la Tierra en diciembre

La roca espacial pasará cerca del planeta Tierra a unos 4 millones de kilómetros el 11 de diciembre y se estima que tiene un tamaño similar al de la torre Eiffel

No se prevé que un asteroide sea una amenaza real para la tierra en al menos 100 años.
No se prevé que un asteroide sea una amenaza real para la tierra en al menos 100 años.
Foto: NASA / Getty Images

Un asteroide “potencialmente peligroso” pasará cerca de la tierra en diciembre y el mismo tiene un tamaño similar al de la torre Eiffel, según la NASA. La roca espacial viajará en paralelo a la tierra a más de 20,000 kilómetros por hora antes de sumergirse en el espacio profundo.

A pesar de la catalogación de la NASA, el asteroide se acercará a la Tierra a unos 4 millones de kilómetros, lo que es igual a diez veces la distancia entre el la Tierra y la Luna, por lo que realmente no representa un peligro inminente para la humanidad.

Los científicos nombraron a la roca espacial como Nereus 4660 y pasará exactamente el 11 de diciembre cerca de la Tierra. El cuerpo celeste tiene una longitud aproximada de 330 metros y presenta una forma similar a un ovoide.

Según el Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra (CNEOS), se considera a un asteroide como “potencialmente peligroso” a todo aquel que pase a menos de 7 millones de kilómetros de la Tierra y que supere los 140 metros de diámetro, como el Nereus 4660.

La NASA no prevé que un objeto de importante tamaño sea una verdadera amenaza para la humanidad hasta dentro de más de 100 años, cuando una roca espacial gigante llamada 410777 pase tan cerca de la tierra en 2185 que tendrá una posibilidad del 0,2% de impactar contra la Tierra.

En resumen, no habrá ninguna amenaza por una roca espacial para la Tierra en los próximos 100 años como mínimo. Sin embargo, la NASA se encuentra trabajando en varias propuestas para defender al planeta de estos cuerpos celeste que se mueven a gran velocidad en el cosmos.

Este 23 de noviembre se prevé que se lance el DART (prueba de doble redirección de asteroide, por sus siglas en inglés), que sería la primera misión de defensa planetaria de la historia de la humanidad. Además, uno de los objetivos será “practicar” el desvío de un asteroide, cuando Dimorphos, una pequeña roca lunar, sufra una modificación en su trayectoria por el efecto del satélite.

Otra de las opciones de la agencia espacial, es la detonación nuclear controlada en la superficie de la roca espacial, aunque insisten que esa sería la última de las opciones a tomar en caso de que un asteroide se dirija directamente hacia la Tierra.

Lee también:
Sonda espacial Juno arroja pistas sobre misterios de la Gran Mancha Roja de Júpiter
Científicos descubren agua en galaxia a 12,880 millones de años luz de la Tierra
La próxima generación de telescopios ayudará a los científicos a encontrar vida en el universo