Cheque de estímulo: 4 millones de personas firman una petición para recibir un nuevo apoyo de $2,000 dólares

La Casa Blanca ni los legisladores del Congreso han expresado ninguna intención de incluir un nuevo cheque de estímulo en los paquetes de recuperación que discuten

7 peticiones en una plataforma en línea busca presionar a la administración para entregar un nuevo cheque de estímulo.
7 peticiones en una plataforma en línea busca presionar a la administración para entregar un nuevo cheque de estímulo.
Foto: Karolina Grabowska / Pexels

Las peticiones que solicitan al presidente Joe Biden y al Congreso para que entreguen una nueva ronda de cheques mensuales de estímulo de $2,000 dólares mientras dure la pandemia se acercan ya a los 4 millones de firmas en conjunto, mientras los casos y las muertes por COVID-19 siguen disminuyendo lentamente en los Estados Unidos después de registrar un aumento en el verano por la variante Delta, considerada altamente contagiosa.

Sin embargo, aunque estos movimientos a favor de los pagos en efectivo siguen ganando adeptos en Internet, ese apoyo no se está traduciendo en una presión sobre los miembros del Congreso.

La mayor petición se ha localizado en la plataforma Change.org que solicita pagos recurrentes en efectivo hasta que la pandemia termine y que fue lanzada por Stephanie Bonin, propietaria de un restaurante de Denver en la que solicita a la Cámara de Representantes y al Senado una legislación que proporcione pagos mensuales de $2,000 dólares para los adultos y de $1,000 dólares para los menores.

La petición ha conseguido más de 2,954,200 firmas hasta este martes. Se convertirá en una de las peticiones más firmadas de Change.org si alcanza su objetivo de llegar a los 3 millones de firmas. Al ritmo actual podría alcanzar esa cifra a mediados de noviembre.

La misma plataforma también alberga 6 peticiones más pequeñas que piden pagos mensuales y que durante los últimos meses han aumentado el número de personas que se suman a ellas. 

En conjunto, las siete peticiones han conseguido más de 3,900,400 firmas y han continuado recibiendo apoyos.

En marzo, el senador Bernie Sanders de Vermont, y Elizabeth Warren, demócrata de Massachusetts, junto con una serie de legisladores progresistas, solicitaron a Biden que apoyara los cheques de estímulo recurrentes en una carta.

Más de 80 congresistas demócratas y cerca de 150 economistas, entre ellos Jason Furman, ex presidente del Consejo de Asesores Económicos de la administración Obama, han apoyado la realización de nuevos pagos de estímulo este año.

A pesar de la creciente presión, el gobierno de Biden ha ignorado repetidamente las peticiones de nuevos estímulos y ha señalado que ya no son una prioridad. En su lugar, se ha centrado en la aprobación de un proyecto de ley bipartidista sobre infraestructura y un paquete de gastos más amplio que será la clave para la agenda nacional del presidente, ninguno de los cuales contiene pagos en efectivo.

Te podrá interesar: