Liberan a una osa de Florida que había quedado atrapada en un bote de plástico durante un mes

Un equipo especializó colocó varias trampas para poder capturarla, aunque no fue una tarea fácil

Expertos de la Comisión de Vida Silvestre de Florida pudieron capturarla y comprobar que no había sufrido heridas de graves.
Expertos de la Comisión de Vida Silvestre de Florida pudieron capturarla y comprobar que no había sufrido heridas de graves.
Foto: Comisión de Conservación de Vida Silvestre y Pesca de Florida / Cortesía

Nadie se explica cómo una osa ha podido aguantar un mes con la cabeza en el interior de un recipiente de plástico en Florida.

La Comisión de Conservación de Vida Silvestre y Pesca de ese estado confirmó que la hembra de 250 libras fue vista por primera vez el 14 de octubre caminando con un recipiente de plástico en la cabeza. La agencia estatal recibió el aviso el 16 de octubre y un equipo de Pesca y Vida Silvestre crearon un plan para tratar de atrapar al animal.

Te puede interesar: Juez dicta casi 3 años de prisión a hombre que apuñaló y desmembró a una perrita embarazada en Colombia

Después de dos avistamientos, la osa adulta desapareció durante tres semanas y, más tarde, fue captada por una cámara de seguridad en un complejo de apartamentos aún con el pote en la cabeza. La comisión de vida silvestre instaló nuevas trampas para capturarla e hicieron turnos de patrullaje para dar con ella.

El 10 de noviembre, el oso volvió a aparecer. Un biólogo le lanzó un dardo tranquilizante y le pudo retirar el recipiente de plástico de la cara. La Comisión de Vida Silvestre dijo que los empleados creen que el contenedor de plástico pudo haber sido un comedero automático para mascotas.

La osa fue tratada con antibióticos ya que sufría varias heridas alrededor de su cuello y su boca, pero por lo demás estaba en buenas condiciones, según una publicación de Facebook.

Te puede interesar: Jueza rechaza moción contra la pena de muerte para el pistolero de la masacre de Parkland Nikolas Cruz

A pesar de estar atrapada en el recipiente de plástico durante casi un mes, la osa no perdió peso. Tras un día y medio en observación para asegurarse de que estaba en buen estado de salud, el animal fue liberado de nuevo en el bosque estatal de Picayune Strand.

Las autoridades han pedido a la población tener cuidado con la basura, los comederos para pájaros y mascotas para evitar incidentes similares.