DART despegó con éxito de California y chocará contra un asteroide en 2022

El DART le costó a la NASA más de 300 millones de dólares y se prevé que impacte contra el asteroide en otoño de 2022

Será una misión inédita para la humanidad.
Será una misión inédita para la humanidad.
Foto: Pat Rawlings / Getty Images

Este miércoles el DART de la NASA despegó con éxito desde California a bordo del Falcon 9 de SpaceX con un objetivo único: impactar a alta velocidad contra un asteroide para cambiar su órbita, con la finalidad de determinar si se pueden realizar maniobras similares en el futuro en caso de que un asteroide gigante se dirigiera contra la Tierra en algún momento.

Sin embargo, la agencia espacial norteamericana ha recalcado en todo momento que no hay ninguna amenaza para el planeta hasta dentro de 100 años.

La Prueba de Redireccionamiento de Asteroides Doble (DART, en inglés) se prevé que impacte contra Didymos, un asteroide del tamaño aproximado de un campo de fútbol (160 metros de diámetro) para finales de 2022. La nave es más pequeña que un vehículo convencional y tiene dos paneles solares para abastecerse de energía durante el viaje.

El asteroide en cuestión no representa ni representará un peligro para la Tierra según la NASA. El objetivo de la misión es evaluar qué tanto se puede modificar la órbita de una roca espacial si una nave se choca con ella a gran velocidad, pues el DART impactará en el cuerpo celeste a casi 30,000 kilómetros por hora para lograr modificar su trayectoria.

“La colisión cambiará la velocidad de la pequeña luna en su órbita alrededor del cuerpo principal en una fracción del uno por ciento, lo que servirá para cambiar su período orbital en varios minutos, lo suficiente como para ser observado y medido con telescopios en la Tierra”, dijo la NASA en un comunicado oficial.

El DART no viajará solo, estará acompañada de DRACO (Didymos Reconnaissance & Asteroid Camera for OpNav) un telescopio que no impactará contra el asteroide, sino que capturará imágenes de la colisión para ser enviadas a la Tierra y ser estudiadas en su momento por los científicos.

Si la misión, que costo más de $300 millones de dólares, tiene éxito significará que la Tierra desarrolló de manera satisfactoria su primer sistema de defensa planetario en caso de amenazas cósmicas. Un hito sin precedentes en la historia de la humanidad.

Los datos recogidos por la NASA acerca del impacto serán compartidos con la misión Hera, de la Agencia Espacial Europea, que tendrá como objetivo analizar a los asteroides en cuestión más de cerca y estudiar los cráteres que habrá dejado el DART para otoño del próximo año.

Lee también:
Astrónomo aficionado descubre posible galaxia a 3 millones de años luz de la Tierra
Red neuronal de la NASA detecta 301 nuevos exoplanetas
Nuevo estudio revela posible detección del misterioso Planeta Nueve en el Sistema solar