Emma Coronel recibe otra buena noticia del juez al bajar decomiso de $1.5 millones a medio millón de dólares

Emma Coronel, esposa de "El Chapo", no solamente enfrentará una condena menor a la solicitada por fiscales, sino que el juez Rudolph Contreras redujo el monto de decomiso de dinero a medio millón de dólares, en lugar de $1.5 millones que formaba parte del acuerdo de culpabilidad

Emma Coronel podría salir de prisión en máximo dos años y tres meses.
Emma Coronel podría salir de prisión en máximo dos años y tres meses.
Foto: KENA BETANCUR / Getty Images

Emma Coronel no solamente tendrá una menor condena a la sugerida por fiscales, sino que el juez Rudolph Contreras confirmó la reducción de la orden de decomiso que había sido en $1.5 millones de dólares, pero ahora será de $511,734 dólares.

El juez hizo una modificación a mano del “La orden de consentimiento final de decomiso”, el cual cambió a “Orden final de decomiso”, donde establece que el monto, también escrito a mano con tinta azul, seguido de las siglas del juez “RC”.

“Este Tribunal determina, con base en la evidencia presentada durante la audiencia de declaración de culpabilidad de la acusada, que una sentencia de decomiso… por $511,734 dólares es apropiado”, indica el documento.

Con esta decisión del juez Contreras se cierra un círculo positivo para la esposa de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, ya que enfrentaba cuatro años de prisión, más cinco de libertad condicional, además del decomiso de $1.5 millones de dólares, pero ahora solamente tiene una condena de tres años, más cuatro años de libertad condicional y menos recursos a ser decomisados.

Es importante destacar que la jueza Robin Meriweather –la primera en tomar el caso– había dicho a la mexico-americana que podría haber alcanzado entre 10 años y cadena perpetua de prisión en caso de ser declarada culpable de las tres acusaciones en su contra.

Sin embargo, al no evitar el juicio aceptó una negociación de culpabilidad con el fiscal Anthony Nardozzi, quien lidera el caso, revisando varias opciones, según adelantó entonces a este diario la abogada Mariel Colón, que forma parte de la defensa de Coronel.

Este martes, el juez Contreras, del Distrito de Washington, D.C., cuestionó al fiscal Nardozzi sobre la falta de información que sustentara la petición de $1.5 millones de dólares a Coronel, a pesar de que ella y sus abogados Colón y Jeffrey Lichtman no tuvieron objeciones sobre la propuesta de sentencia y castigo originalmente.

Los fiscales y la defensa iban a ofrecer más detalles al juez, cuando pidió a ambos equipos acercarse, pero debido a las restricciones de la pandemia de COVID-19, el juez Contreras prefirió revisar más tarde la información.

Además de ese decomiso, Coronel deberá pagar $300 dólares de multa, $100 por cada delito del que fue acusada y por los cuales se declaró culpable el 10 de junio pasado.

La condena mínima es perseguida porque, entre 2007 y 2017, ayudó –intencionalmente y con conocimiento de causa– al Cártel de Sinaloa, liderado por su esposo “El Chapo, a conspirar para el tráfico de heroína, cocaína y marihuana a los Estados Unidos.

El segundo acusación señalamiento indica que, entre 2007 y 2019, Coronel “conspiró y acordó con otros” para realizar transacciones financieras con fondos involucrados “en actividades ilegales”, incluida la distribución de sustancias controladas. El señalamiento se marcó como “conspiración por lavado de dinero”. Entre 2017 y 2019 es un periodo que coincide con el juicio a Guzmán Loera, cuando su esposa viajaba constantemente a Nueva York sin un trabajo fijo visible y confirmado y planeaba una empresa de moda.

La tercera acusación apunta que, entre 2007 y 2019, Coronel –“una ciudadana de los Estados Unidos”– habría establecido acuerdos para transacciones en propiedad de un extranjero, en este caso, su esposo “El Chapo”.

En la audiencia de sentencia Coronel se dijo arrepentida “por cualquier daño que haya causado”, además de pedirle al juez Contreras ignorar que era esposa de quien fuera líder del Cártel de Sinaloa.

Yo sé que para usted puede resultar difícil ignorar el hecho de que soy la esposa de Joaquín Guzmán, quizá por eso siente la obligación de ser un poco más duro conmigo, pero le ruego que no lo haga”, expresó.

Coronel lucía relajada, impecablemente vestida con un abrigo corto negro, pantalones y botines del mismo color y un suéter blanco; no iba muy maquillada, pero su cabello lucía perfectamente peinado, como cuando iba a la Corte de Nueva York al juicio a su esposo.

El abogado Lichtman pidió que su clienta fuera enviada a una prisión en California, pero eso será decisión de la Oficina de Prisiones (BOP). Debido a que ya lleva casi 10 meses en prisión, Coronel podría salir en máximo dos años y tres meses.