Lo básico sobre la sentencia de Emma Coronel, esposa de “El Chapo”

Emma Coronel, esposa de Joaquín "El Chapo" Guzmán, será sentenciada este martes en Washington, D.C.; aunque los fiscales piden cuatro años de prisión más cinco años de libertad condicional, el juez Rudolph Contreras evaluará el caso integral

Joaquín "El Chapo" Guzmán Loera y Emma Coronel.
Joaquín "El Chapo" Guzmán Loera y Emma Coronel.
Foto: FGR - Prisión de Alexandria / Cortesía

Este martes, el juez Rudolph Contreras dictará la sentencia de Emma Coronel, esposa de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, acusada de tres delitos, incluido el tráfico de drogas, lavado de dinero y ser cómplice con su pareja para permitir la operación del Cártel de Sinaloa en los Estados Unidos.

El 23 de enero del 2019, Coronel fue involucrada en la fuga de su esposo de la prisión del Altiplano, en México. Fue su compradre Dámaso López Núñez, alias “El Licenciado”, padrino de sus gemelas., quien reveló la información.

En abril de ese año, mientras se esperaba la sentencia de Guzmán Loera, autoridades del Departamento de Justicia (DOJ) confirmaron a The New York Post que Coronel era investigada por conspirar en contra de los EE.UU.

“Está siendo investigada por conspiración en este país… La están indagando por su papel en la fuga de El Chapo”, se indicó.

En aquel momento, Coronel ya tenía planes para crear su empresa de productos de moda con el sello de “El Chapo”, quien le había cedido los derechos de su nombre.

Tras dos años de investigaciones, la esposa de Guzmán Loera se entregó el 22 de febrero en el Aeropuerto Internacional Dulles.

En el documento de las acusaciones en su contra se mencionaba que había participado en la conspiración para ayudar a escapar a su esposo de prisión, pero los señalamientos centrales eran por tráfico de drogas.

“Según documentos judiciales, Aispuro está acusada de participar en una conspiración para distribuir cocaína, metanfetamina, heroína y marihuana para su importación a los Estados Unidos”, acusó el DOJ.

Las acusaciones y el castigo

El 10 de junio de este año, Coronel se declaró culpable porque entre 2007 y 2017 ayudó intencionalmente al Cártel de Sinaloa a conspirar para el tráfico de heroína, cocaína y marihuana a los EE.UU.

La segunda acusación indica que entre 2007 y 2019 “conspiró y acordó con otros” para realizar transacciones financieras con fondos involucrados “en actividades ilegales”, incluida la distribución de sustancias controladas. Es decir, lavado de dinero.

El tercer cargo señala que entre 2007 y 2019, la esposa de “El Chapo”, quien es mexico-estadounidense, habría establecido acuerdos para transacciones en propiedad de un extranjero, en este caso, su esposo Guzmán Loera.

Aunque las acusaciones contra Coronel no hacen referencia directa a su participación en la huída de “El Chapo” de la prisión en México, los fiscales mencionan ese hecho en forma constante como parte de la tercera acusación.

A mediados de marzo de 2021, la abogada Mariel Colón adelantó a este diario que su clienta evaluaba seriamente el acuerdo de culpabilidad, lo que la llevaría a prisión por determinado tiempo.

Previamente, la jueza Robin Meriweather, quien fue la primera en tomar el caso, advirtió a Coronel que de ir a juicio podría alcanzar entre 10 años y cadena perpetua de prisión en caso de ser hallada culpable.

A los pocos días sus abogados negociaban con el fiscal Anthony Nardozzi, el mismo que llevó el caso de Lucero Guadalupe Sánchez López, examante de “El Chapo”. Los abogados de Coronel, incluido Jeffrey Lichtman, confirmó que se buscaba el mejor acuerdo para ella.

“(En este tipo de acuerdo) la persona tendría que asumir su responsabilidad y tiene que demostrar arrepentimiento, y eso conlleva algunos beneficios”, adelantó la abogada Colón.

A cambio de una sentencia mínima, Coronel deberá colabor para entregar información sustancial para otros casos, aunque se desconoce cuáles, pero la DEA tiene en la mira a los hijos de Guzmán Loera, conocidos como “Los Chapitos”, y al otro líder de la organización criminal, Ismael “El Mayo” Zambada por quien recientemente se incrementó la recompensa a $15 millones de dólares.

El 18 de noviembre, el fiscal Nardozzi hizo una oferta de 48 meses de prisión, es decir, cuatro años, más cinco años bajo supervisión, así como el decomiso de $1.5 millones de dólares. Al periodo de cárcel se restarían los nueve meses en cárcel.

El juez Contreras dictará la sentencia este martes 30 de noviembre y podría seguir la recomendación de los fiscales, tras cuestionar a la defensa sobre el acuerdo y a la propia Coronel sobre las condiciones.