Vengativos y con todo el poder, los hijos de El Chapo que valen $20 millones

¿Quiénes son esos líderes criminales de la dinastía Guzmán que supervisan 11 narcolaboratorios?

Los "chapitos" se han convertido en objetivos prioritarios de las autoridades de EE.UU..
Los "chapitos" se han convertido en objetivos prioritarios de las autoridades de EE.UU..
Foto: David Guzmán / EFE

MEXICO.- A uno de ellos se le acusa de delatar a su padre. A dos más, de ser sanguinarios, vengativos y de asesinar por desaire. Al cuarto, de liderar desde las sombras, lejos de la presunción y el estruendo de sus hermanos.

Son los cuatro hijos del narcotraficante Joaquín “El Chapo Guzmán” quienes operan en libertad el Cartel de Sinaloa mientras el capo purga en una cadena perpetua en una prisión de  Estados Unidos. 

Por ellos, el gobierno de Joe Biden ofreció en días pasados hasta 20 millones de dólares, una estrategia que analistas de seguridad califican como “el retorno” a la persecución de cabecillas como en los tiempos de Felipe Calderón.

Un análisis de la organización civil InSight Crime observó que mientras en el discurso las relaciones de seguridad entre México y Estados Unidos hablan de no confrontación; en los hechos, es la misma persecución a diferentes grupos criminales y sus cabecillas mediante recompensas y sanciones multimillonarias.

“Todo indica que el plan a seguir será, en parte, una estrategia con muchos problemas: perseguir a los líderes”, precisó.

¿Quienes son esos líderes criminales de la dinastía Guzmán que supervisan 11 narcolaboratorios y producen de 16 a 27 toneladas de metanfetaminas cada año, según estimaciones del Departamento de Estado de EEUU?

El Chapo reconoce oficialmente a 10 hijos. De éstos, son cuatro los fichados: dos de su primer matrimonio con María Alejandrina Salazar y dos con Griselda Guadalupe López Pérez.

Los Guzmán Salazar

Iván Archivaldo Guzmán Salazar, a quien se le ubica públicamente como “El Chapito”, es oriundo de Sinaloa tiene 41 años y una estela de acusaciones tanto en EEUU como en México. Además del tráfico y control de la producción de droga, de la tortura de rivales y hasta de matar a sangre fría al cronista del narcotráfico y periodista Javier Valdés.

Valdés dijo a este diario poco antes de ser asesinado en 2017 que a “Los Chapitos” les había disgustado la publicación de una entrevista que tuvo con Dámaso López quien pretendía el control de la organización tras la captura de El Chapo.

De acuerdo con la información de EEUU, Iván Archivaldo fue alumno de Ismael “El Mayo” Zambada el cabecillas de la organización criminal que nunca ha sido capturado y de quien se habría separado por el control del cartel.

Antes, Zambada se encargaba de negociar el precio y contrabando de la cocaína en Colombia, Ecuador, Venezuela, Perú, Panamá, Costa Rica, Honduras y Guatemala. El Chapito, por su parte, del traslado de la droga desde Colombia a Estados Unidos.

Iván Archivaldo —como también se le conoce— era muy popular por exhibirse en Culiacán, la capital sinaloense, autos Mercedes Benz, Ferraris, Lamborghinis.

La ostentación por poco le cuesta la vida. Estuvo a punto ser asesinado por rivales pero los sicarios lo confundieron con un narco menor que también se paseaba en autos lujosos y terminó muerto, según revelo el padre de éste a la DEA.

El otro hermano Guzmán Salazar por quien EEUU ofrece cinco millones de dólares es Jesús Alfredo Guzmán Salazar, “El Alfredillo”. A éste se le conoce por ser el primer hijo de El Chapo contra quien se levantó una acción legal. Lo acusó en 2009 un jurado federal en el Distrito Norte de Illinois, Chicago.

También se sabe que delató sin querer a su padre en 2016, según documentos de cortes estadunidenses. Cayó en una trampa de la DEA y fue clave para que las autoridades obtuvieran información inédita sobre El Chapo.

La agencia estadounidense aprovechó el miedo de los hermanos Pedro y Margarito Flores, quienes eran amagados tanto por cártel de Sinaloa como el de los Beltrán Leyva para trabajar con ellas.

Atrapados entre las dos organizaciones rivales, los Flores optaron por dar información a la DEA  a cambio de protección y por ello grabaron decenas de conversaciones con Alfredillo.

Los Guzmán López

En los últimos tiempos, Ovidio Guzmán López, de 31 años, se hizo famoso a pesar de su discreción en las redes sociales. Fue en octubre de 2019 durante un operativo al que popularmente se le conoce como “culiacanazo”.  

El presidente Andrés Manuel López Obrador decidió dejarlo ir aún cuando los soldados mexicanos lo habían capturado. El mandatario dijo que lo hizo para evitar “un baño de sangre” en la capital sinaloense. 

Ovidio Guzmán no es buscado por el gobierno de México, sino el de Estados Unidos. Tiene una orden de aprehensión en su contra por los delitos de asociación delictuosa para distribuir drogas y la información de EEUU destaca una caprichosa personalidad.

El reporte oficial precisa ordenó los asesinatos de informantes, un narcotraficante y un popular cantante que se habría negado a cantar en su boda. Aunque no se ha dado detalle de éste, resaltan cuatro nombres que tuvieron un final violento en los últimos dos años.

Néstor Valdez, Alex Quintero, Julio Verdugo y Luis Mendoza, exponentes del regional mexicano.

El otro hermano Guzmán López que está en la mira es Joaquín, de 34 años, por conspiración para la distribución de cocaína, metanfetamina y marihuana en la unión americana.

Hasta antes de la semana pasada no se conocía su rostro y se sabía muy poco de él. Apareció por primera vez en público cuando se ofreció la recompensa la semana pasada. 

Según el Departamento de Justicia también es conocido como “El Güero”, “Moreno” o “Güero Moreno”. Pero además de estos apodos, la información que se tiene sobre él es casi inexistente.

Sin tener los reflectores encima pasó años desapercibido por las autoridades y pudo traficar toneladas de droga.

Te puede interesar:
· 
Estados Unidos ofrece recompensa por la captura de los hijos de Joaquín “El Chapo” Guzmán
· “No habrá impunidad para nadie”, dice AMLO tras recompensa que ofreció EE.UU. por los hijos de “El Chapo”
· Por qué AMLO cuestiona la recompensa millonaria que ofrece EE.UU. por los hijos de “El Chapo” Guzmán