Cuántas veces puedes recalentar las sobras de la cena navideña

Las sobras de alimentos se pueden consumir con seguridad cuando se almacenan por determinado tiempo de manera correcta y se recalientan adecuadamente. La calidad de los alimentos disminuye cada vez que recalienta

Las sobras de alimentos de la cena navideña pueden almacenarse en el refrigerador hasta 4 días.
Las sobras de alimentos de la cena navideña pueden almacenarse en el refrigerador hasta 4 días.
Foto: Shutterstock

Después de la cena navideña suele quedar un poco de las comidas de la celebración que puedes aprovechar y comer como recalentado en los días siguientes. Comer las sobras de alimentos cocidos es seguro cuando se almacenan y se recalientan de manera segura.

La porción no utilizada debe guardarse en el refrigerador en el plazo de 2 horas. Las sobras de alimentos de la cena navideña pueden almacenarse en el refrigerador hasta 4 días.

La refrigeración ralentiza pero no detiene el crecimiento bacteriano. Por ello, si los alimentos no se consumirán dentro de ese periodo, deben congelarse, según las recomendaciones del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA).

Las carnes rojas o blancas cocidas se pueden conservar por 3 a 4 días en el refrigerador y en el congelador conservan mejor su calidad de 2 a 6 meses.

Los jamones las sobras de los jamones cocidos pueden almacenarse en el refrigerador de tres a cinco días o congelarse de uno a dos meses.

El USDA no recomienda dejar las sobras a temperatura ambiente ya que las bacterias infecciosas pueden crecer rápidamente en entre 40 °F y 140 °F, considerada la “zona de peligro”. Las bacterias se multiplican rápidamente a estas temperaturas.

El USDA señala que debido a que la calidad del alimento disminuye cada vez que recalienta, es mejor recalentar solamente la cantidad necesaria.

Almacenamiento adecuado de las sobras

Desecha la carne y otros alimentos perecederos se hayan dejado a temperatura ambiente durante más de 2 horas o 1 hora si el clima es cálido, con temperaturas superiores a los 90 °F.

Divide las sobras en porciones más pequeñas. Refrigera o congela en recipientes poco profundos cubiertos para un enfriamiento más rápido.

Puedes guardar en el refrigerador las sobras que aún no se han enfriado completamente, siempre que se hayan dividido en pequeñas y colocado en recipientes poco profundos.

Cómo recalentar las sobras

Durante el periodo de almacenamiento seguro, las sobras deben recalentarse hasta alcanzar 165 °F (73.8 °C) en su totalidad o hasta que emitan vapor. Calienta estos alimentos completamente en un horno convencional, en un horno de microondas o en la estufa.

Las salsas, sopas y salsas de carnes cocidas deben hervir. Sobre la estufa: coloque los alimentos en una cacerola y caliente por completo.

Al recalentar los alimentos en el horno de microondas, cubre y rota o mezcla los alimentos una o dos veces para que se calienten uniformemente.

El USDA no recomienda recalentar en olla de cocción lenta, mesas de vapor o platos calentadores, ya que los alimentos pueden permanecer en la “zona de peligro”, entre 40 y 140 durante demasiado tiempo.

Te puede interesar:
7 cosas que hacer con las sobras del pavo
Los pavos congelados explotan cuando se fríen, expertos explican la razón
Al calentar los alimentos en el microondas es mejor colocarlos en el borde que en medio del plato giratorio