El rosbif de Arby’s es una de las peores opciones de comida rápida que puedes pedir

El sándwich de media libra de rosbif y queso cheddar de Arby's es una de las peores opciones que puedes elegir cuando estas tratando de mantenerte saludable y cuidar tu corazón

Un sándwich de rosbif de Arby's contiene más sodio del límite sugerido para un día entero.
Un sándwich de rosbif de Arby's contiene más sodio del límite sugerido para un día entero.
Foto: Shutterstock

La comida rápida no se caracteriza por ofrecer opciones saludables. Sus comidas incluyen productos altamente procesados, suelen ser ricas en grasas saturadas, sodio y azúcares añadidos. Aunque algunas opciones que son peor que otras.

Arby’s es una de las cadenas de comida rápida más populares de Estados Unidos. La próxima vez que acudas a uno de sus restaurantes quizá quieras pensar dos veces antes de pedir un sándwich de rosbif si estas tratando de mantenerte saludable.

Además de la gran carga de calorías, el sándwich de media libra de rosbif y queso cheddar contiene demasiada sal. Contiene: 740 calorías; 39 g de grasa, incluyendo 14 g de grasa saturada y 2 g de grasas trans; 2,530 mg de sodio; 52 g de carbohidratos, con 2 g de fibra y 9 g de azúcar; y 49 g de proteína.

En un sándwich de media libra de rosbif y queso cheddar hay más sodio que la cantidad máxima diaria sugerida por las pautas dietéticas para los estadounidenses y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La OMS recomienda que los adultos consuman menos de 2,000 mg de sodio al día, equivalentes a 5g de sal (poco menos de una cucharadita). Las pautas dietéticas para los estadounidenses sugieren un límite de 2,300 mg de sodio al día.

Para las personas con presión arterial alta, la Asociación Estadounidense del Corazón (AHA) recomienda un límite ideal de no más de 1,500 mg de sodio.

El consumo excesivo de sodio puede afectar negativamente tu salud. La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que el principal beneficio de reducir la ingesta de sal es la correspondiente reducción de la presión arterial alta.

Altas cantidades de sodio pueden provocar hipertensión arterial, enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares. También puede ocasionar pérdidas de calcio y afectar la salud ósea.

Por otra parte, las grasas saturadas tienden a aumentar los niveles de colesterol (LDL) “malo” en la sangre. Mayo Clinic señala que los niveles altos de colesterol pueden aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas y de accidentes cerebrovasculares.

La ingesta de grasas trans puede tener efectos nocivos para la salud incluso en pequeñas cantidades. La Escuela de Salud Pública de Harvard señala que las grasas trans son el peor tipo de grasa para el corazón, los vasos sanguíneos y el resto del cuerpo porque aumentan el colesterol malo y reducen el bueno (HDL); crean inflamación; y contribuyen a la resistencia a la insulina.

Te puede interesar:
Cómo bajar el colesterol en pocas semanas
6 mentiras sobre la sal que debes dejar de creer
10 alimentos más ricos en sodio que aumentan tu presión arterial