Cuánto tiempo tarda una botella de vino abierta en arruinarse

El tiempo en el que el vino puede echarse a perder una vez que se descorcha la botella, varía según el tipo de vino; puede durar entre dos y cinco días. Te compartimos consejos de cómo conservar el vino después de abrirlo

Una botella de vino tinto o blanco puede durar aproximadamente entre dos y cinco días.
Una botella de vino tinto o blanco puede durar aproximadamente entre dos y cinco días.
Foto: Taryn Elliott / Pexels

Debido a que no todos los vinos son iguales, una vez que se descorcha la botella, el tiempo que pueden conservarse antes de echarse a perder, varía. Un vino puede echarse a perder al siguiente día, pero si se toman las precauciones necesarias, puede durar entre dos y cinco días, dependiendo el vino.

Una botella de vino tinto o blanco puede durar aproximadamente entre dos y cinco días. El vino espumoso, tiene de uno a tres días (aunque se volverá plano).

Los vinos en caja suelen durar semanas en el refrigerador debido a su falta de exposición al oxígeno.

Bon Appéttit señala que un vino podría echarse a perder en un día si es un vino natural inestable, o podría durar una semana si es un tinto comercial altamente tánico.

Con los días, cambian los aromas del vino en una botella abierta. También puede saber un poco soso. Se pueden desarrollar aromas a fruta cocida, o incluso a vinagre. Una señal obvia de que el vino se ha echado a perder es el olor a corcho.

También hay algunos vinos que se muestran mejor un par de días después de estar abiertos, como el Brunello di Montalcino, dice a VinePair, Alisha Blackwell-Calvert CSW, una consultora de vinos independiente en St. Louis.

Blackwell-Calvert simplifica la prueba señalando que un vino es bueno si lo pruebas y crees que sabe bien. “Si ha estado abierto durante cuatro o cinco días y todavía te gusta, entonces sigue siendo un buen vino”, dice.

Cómo conservar el vino una vez que se descorcha la botella

La mejor manera de conservar el vino después de abrirlo es volver a taparlo y guardarlo en el frigorífico, para limitar la exposición del vino al oxígeno.

Vuelve a tapar después de cada copa en lugar de dejar la botella abierta en el mostrador durante horas.

Coloca la botella en el frigorífico; nunca lo dejes en el mostrador. Puedes sacar el vino del refrigerador 30 a 40 minutos antes de beberlo.

Si tu corcho se ha destruido o expandido haciendo difícil tapar la botella de nuevo. Bon Appéttit señala que puedes usar una envoltura de plástico y una goma elástica. “No es ideal, pero te ayudará a crear un sello alrededor de la parte superior del vino para retardar la oxidación”. También puedes prevenirte y comprar tapones de vino que crean un sello hermético.

Si continuamente bebes un poco de vino de la botella a la vez, también puedes usar un conservante Coravin.

Blackwell-Calvert también dice que cuando planeas adquirir una botella para beber durante el transcurso de una semana, puedes optar por vinos que tengan más conservantes, como sulfitos o azúcar. Los sulfitos son un conservante natural que se encuentra en la piel de las uvas.

Para consumir de a poco, elige vinos de uvas que tengan uvas de piel más gruesa. “Las uvas que tienen una piel más fina, como una garnacha o un Pinot Noir, tienden menos conservantes y sulfitos… tienden a morir más rápido una vez que se han abierto”, dice Blackwell-Calvert.

Te puede interesar:
De dónde provienen las burbujas de champán
El vino sin alcohol puede ofrecerte los mismos beneficios y sin los efectos negativos que la bebida tradicional
Cuál es el vino más popular de California y en general de Estados Unidos