El vino sin alcohol puede ofrecerte los mismos beneficios y sin los efectos negativos que la bebida tradicional

El vino desalcoholizado es una opción más saludable que el vino con alcohol; conserva sus polifenoles y puede ayudar a que los vasos sanguíneos se relajen y disminuya la presión arterial

El vino sin alcohol conserva sus polifenoles, compuestos con efectos antioxidantes y antiinflamatorios.
El vino sin alcohol conserva sus polifenoles, compuestos con efectos antioxidantes y antiinflamatorios.
Foto: Engin Akyurt-pexels-8485686 / Pexels

El vino puede tener efectos negativos en la salud como otras bebidas alcohólicas aun cuando se consume de manera moderada. Ninguna cantidad de alcohol es saludable para beber.

El vino tinto puede contener varios compuestos además del alcohol que se consideran beneficiosos denominados polifenoles, incluido un tipo específico llamado flavonoides que imparte el color y el sabor únicos del vino. Entre los polifenoles específicos del vino tinto se incluyen resveratrol, quercetina y epicatequinas.

Según explica la Escuela de Salud Pública de Harvard, los polifenoles del vino podrían relajar las paredes de los vasos sanguíneos y prevenir la oxidación de las lipoproteínas de baja densidad (LDL, colesterol “malo”), un paso clave en la formación de la placa llena de colesterol.

Si bien el vino puede tener flavonoides con efectos antioxidantes y antiinflamatorios. El riesgo puede superar los beneficios del consumo de la bebida alcohólica. Desde un consumo leve a moderado, el alcohol aumenta el riesgo de varios tipos de cáncer, cuanto más se bebe mayor es el riesgo.

El alcohol un carcinógeno puede actuar de diversas formas para incrementar el riesgo de cáncer de colon y recto, de mama, boca, garganta, laringe, esófago e hígado.

La Sociedad Europea de Cardiología comparte que las personas que beben mucho alcohol con regularidad (incluyendo al vino) tienen un mayor riesgo de desarrollar insuficiencia cardíaca, lo cual puede aumentar la incidencia de fibrilación auricular.

El consumo bebidas alcohólicas daña tu hígado y es una de las bebidas que debilita tu sistema inmunológico.

Vino sin alcohol

Puedes disfrutar de los compuestos beneficiosos del vino sin los riesgos que el consumo de alcohol representa al optar por vino desalcoholizado. Este tipo de vino se somete a fermentación, tras lo cual se filtra el etanol, pero se conserva sus polifenoles.

Harvard también señala que pequeños estudios en personas con factores de riesgo de enfermedad cardíaca encontraron que el vino desalcoholizado ayudó a reducir la resistencia a la insulina y a aumentar los niveles de óxido nítrico, que ayuda a que los vasos sanguíneos se relajen y disminuya la presión arterial.

El vino sin alcohol resulta una opción más saludable que el vino con alcohol, además de que tiene menos calorías que el vino normal porque el alcohol agrega una cantidad considerable de calorías.

Harvard también sugiere que la cantidad de los polifenoles en el vino es modesta y que puedes obtener aún más de estos compuestos beneficiosos al aumentar la ingesta de una variedad de alimentos vegetales. “Una a dos porciones diarias de té, café, bayas, cebollas o manzanas proporciona una cantidad mucho mayor de polifenoles que tomar un vaso extra de vino tinto”.

Te puede interesar: