Las uvas pueden reducir el colesterol y aumentar la diversidad del microbioma intestinal

Comer uvas con regularidad puede reducir el colesterol alto y aumentar la diversidad de tu microbiota, según un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de California

Las uvas son ricas en fibra y antioxidantes con efectos antiinflamatorios.
Las uvas son ricas en fibra y antioxidantes con efectos antiinflamatorios.
Foto: Kai-Chieh Chan / Pexels

El alto consumo de frutas y verduras puede prevenir diversas enfermedades, incluidas las enfermedades cardíacas, la diabetes tipo 2 y la obesidad. Entre las frutas que se destacan se encuentran las bayas.

Un nuevo estudio de investigadores de la Universidad de California (UCLA) encontró que consumir uvas puede aumentar significativamente la diversidad de bacterias en el intestino y reducir los niveles de colesterol.

En su artículo publicado en la revista científica Nutrients, el grupo los investigadores explican el experimento en el que los voluntarios entre 21 y 55 años consumieron diariamente 46 g polvo de uva California, equivalente a 1.5 tazas de uvas (dos porciones). El resto de la dieta se los participantes del estudio era baja en fibra y vegetales (antes y durante el ensayo).

Los resultados compartidos indican que el consumo de polvo de uva redujo el colesterol total en un 6.1%; el colesterol LDL disminuyó un 5.9%, el colesterol HDL un 7.6%; y los ácidos biliares totales se redujeron en un 40.9%.

Consumo de uva aumenta la diversidad de bacterias intestinales

El consumo de uvas durante cuatro semanas también aumento la diversidad del microbioma intestinal de los voluntarios del estudio realizado por investigadores de la Universidad de California.

“Descubrimos que las uvas tienen un efecto beneficioso sobre las bacterias intestinales, lo cual es una gran noticia, ya que un intestino sano es fundamental para una buena salud”, dijo la investigadora principal Zhaoping Li.

Entre las bacterias beneficiosas que aumentaron se encuentra la Akkermansia. Evidencia emergente ha demostrado que esta bacteria puede mejorar el metabolismo de la glucosa y fortalecer el revestimiento de los intestinos.

Las uvas son ricas en fibra y antioxidantes con efectos antiinflamatorios. La inflamación es un factor que contribuye a la enfermedad cardíaca.

Uno de los antioxidantes en las uvas es el resveratrol, que está clasificado como polifenol. Además contienen vitamina C, betacaroteno, quercetina, luteína, licopeno y ácido elágico, que también son poderosos antioxidantes.

Debido a su contenido de polifenoles, comer ciertas frutas, como manzanas y las bayas, puede promover la salud de los vasos sanguíneos; también puede reducir los niveles de azúcar en sangre y la presión arterial.

Te puede interesar:
Cómo bajar el colesterol en pocas semanas
5 peores alimentos para tu intestino
5 alimentos ricos en flavonoides que ayudan a mantener la presión arterial en niveles bajos