Hijo de inmigrantes busca ser concejal del Distrito 13

Hijo de inmigrantes busca ser concejal del Distrito 13 y así desbancar al concejal titular Mitch O’Farrell

Hugo Soto-Martínez se postula para concejal del Distrito 13 de Los Ángeles. (Suministrada/Hugo Soto-Martínez)
Hugo Soto-Martínez se postula para concejal del Distrito 13 de Los Ángeles. (Suministrada/Hugo Soto-Martínez)
Foto: (Suministrada/Hugo Soto-Martínez) / Cortesía

El Distrito 13 (CD13) de Los Ángeles es conocido por ser una de las áreas con más diversidad étnica y cubre a comunidades como Silver Lake, Echo Park y Westlake. En la actualidad, al igual que varios distritos de la ciudad, enfrenta altos números de aburguesamiento y desamparo.

Hugo Soto-Martínez, de 38 años de edad, es uno de los residentes descontentos del área. Es por ello, que se animó a postularse como candidato para concejal del CD13, un puesto que ahora ocupa el demócrata Mitch O’Farrell.
Soto-Martínez se enorgullece en decir que entiende de primera mano muchos de los problemas que ocurren en su comunidad porque él nació y creció en dicha ciudad.

Tiene experiencia en la organización de trabajadores de sindicatos. Como hijo de inmigrantes simpatiza con los derechos de los vendedores ambulantes y de aquellos que llegan a EE.UU. por una mejor vida.

En el pasado se ha encargado de informar a ciudadanos votantes acerca de medidas propuestas o de candidatos. Actualmente forma parte de una campaña, que busca destituir al sheriff del condado de Los Ángeles, Alex Villanueva.

Hugo Soto-Martínez y su familia. (Suministrada/Hugo Soto-Martínez)

Comienzos humildes

Soto-Martínez nació y creció en el área del sur centro de Los Ángeles. Sus padres emigraron de México y comenzaron a trabajar como vendedores ambulantes. Cuenta que a muy corta edad, se vio acompañándolos para ir a vender fruta en las calles.

Reconoció que durante sus primeros años de adolescencia tuvo roces con las autoridades debido a sus malas compañías y hasta se salió de la escuela por un tiempo.

“Yo era un muchacho pobre y mi vida pudo haber sido muy diferente”, reconoció Soto-Martínez. No obstante, la ambición por un mejor futuro para él y sus padres lo llevaron a cambiar el rumbo de su vida.

A los 16 años se vio obligado a trabajar en la industria hotelera después que su padre se lastimara, lo que le impidió trabajar y llevar el sustento a la familia. Eso también le abrió los ojos para aplicarse en sus estudios y eventualmente fue aceptado en la Universidad de California, Irvine (UCI), de la cual se graduó con un título en ciencias políticas y criminología.

Fue ahí que comenzó un movimiento que le abrió muchas puertas. Soto-Martínez dijo que cuando faltaba poco menos de un mes para que se graduara de la UCI, los trabajadores del hotel donde laboraba le pidieron unirse al movimiento para abogar por un sindicato.

“Primero tenía miedo pero después quedé asombrado de ver el cambio que puede hacer el unirnos”,
reconoció.

“Fui mesero de servicio a la habitación, ayudé a ganar el sindicato en mi lugar de trabajo y tengo el apoyo de mi sindicato Unite Here Local 11”, expresó.

Cambio necesario

Soto-Martínez dijo que en el último conteo del censo se reportó que el Distrito 13 perdió 10,000 personas. Aunque aún es difícil verificar si fue la falta de personas que no se quisieron hacer contar o el desamparo que está desplazando a muchos de sus hogares.

“Nos dimos cuenta que el 60% de las personas que cae en el desamparo es porque no tienen habilidades económicas”, indicó.

El candidato añadió que el 60% de los apartamentos de Los Ángeles son propiedad de bancos privados. Además, el 75% de la población de Los Ángeles está sobrecargada de renta, es decir que más del 30% del ingreso de las personas se va a su renta.

“Entonces el enemigo común en este caso son las corporaciones, los bancos privados y ningún concejal está hablando de eso”, dijo Soto-Martínez. “Nosotros vamos a hablar de la raíz del problema”.

Agregó que en la actualidad el mundo está cambiando. Ahora hay más activismo, más coaliciones entre blancos y otras razas, Black Lives Matter está creciendo. Esto demuestra que el movimiento multicultural está creciendo en Los Ángeles.

Añadió que está postulándose sin obtener el respaldo de grandes corporaciones ni con personas de poder. Sin embargo, ha visto que hay apoyo por parte de la comunidad y al igual que en el pasado lo recibieron personas de la clase trabajadora, como la senadora María Elena Durazo o el asambleísta Isaac Brian, quienes contaron con respaldo de la comunidad en su momento.

“Y yo como una persona muy testaruda, no entraría en el cargo a menos que supiera que sería 100% genuino en mis valores… No voy a cambiar como persona, voy a ser exactamente el mismo”.