En Texas un hondureño contrató a sicario para que matara a su suegra y cuñado; su esposa se estaba divorciando de él

Según detalles expuestos en la corte, Santos Orellana Hernández ofreció cerca de $8,000 a Gustavo Ramírez, quien residía en Honduras para que cometiera el crimen

El caso ocurrió en Texas.
El caso ocurrió en Texas.
Foto: Joe Raedle / Getty Images

TEXAS – Un lío familiar por poco y termina en una mortal tragedia que pudo haber cobrado la vida de cuatro personas en Honduras. 

En una corte se revelaron detalles perturbadores sobre el caso de un hombre hondureño que planeó una venganza extrema. Desde Texas estaba tratando de ordenar la ejecución de personas que radican en Honduras.  

Santos Orellana Hernández, de 47 años, pasará los próximos 8 años y tres meses en una prisión federal. 

El hondureño fue condenado a 100 meses de prisión tras declararse culpable de intentar contratar un asesino a sueldo para matar a su suegra y cuñado como revancha porque su esposa se estaba divorciando de él. 

Según detalles expuestos en la corte, Hernández ofreció cerca de $8,000 a Gustavo Ramírez, quien residía en Honduras para que cometiera el crimen no solo de su suegra y cuñado, sino de dos personas más. 

Orellana Hernández habría ordenado que las ejecuciones fueran cometidas después de abril del año pasado. 

Según las autoridades, estando ya detenido, Hernández intimidó a la persona que había contactado para cometer el crimen para que retirara los testimonios que lo imputaban. 

Hernández vivía en Port Arthur, pueblo ubicado en el sureste de Texas.

Te puede interesar: Acusado de asesinar con 22 balazos a Diamond Álvarez ya salió libre de la cárcel; no paso ni dos días encarcelado