Juez federal cita el impacto climático al revocar la venta de arrendamiento petrolero en el Golfo de México

El juez Rudolph Contreras descartó el arrendamiento de petrolero realizado por el gobierno federal porque estimó que no tuvo en cuenta el impacto de los gases de efecto invernadero

Una plataforma petrolera en alta mar en el Golfo de México cerca de Grand Isle, Louisiana, el 12 de junio de 2010.
Una plataforma petrolera en alta mar en el Golfo de México cerca de Grand Isle, Louisiana, el 12 de junio de 2010.
Foto: SAUL LOEB / AFP / Getty Images

Un juez federal invalidó el jueves la mayor venta de arrendamiento de petróleo y gas en alta mar en la historia de Estados Unidos y dictaminó que la administración de Joe Biden violó la ley federal al basarse en un análisis gravemente defectuoso del impacto de la perforación en el Golfo de México en el cambio climático.

La decisión, del Tribunal de Distrito de EE. UU. para el Distrito de Columbia, desechó 1.7 millones de acres de arrendamientos de petróleo y gas que la administración Biden no quería vender.

Poco después de asumir el cargo, el presidente Biden suspendió nuevas perforaciones de petróleo y gas en tierras y aguas propiedad del gobierno federal. Pero después de que un juez de Louisiana anulara la moratoria el verano pasado, los funcionarios de la administración dijeron que se vieron obligados a continuar con la venta en noviembre.

La subasta tuvo lugar solo cuatro días después de que Biden prometiera una acción climática ambiciosa a los líderes mundiales en una cumbre climática de las Naciones Unidas en Glasgow, Escocia.

Aunque la administración ofreció hasta 80 millones de acres en el Golfo de México para arrendamientos de perforación, el Departamento del Interior finalmente vendió solo una fracción de esa cantidad. La venta generó casi $192 millones de dólares y se clasificó como la subasta offshore más rentable desde marzo de 2019.

Las organizaciones de defensa del medio ambiente presentaron una demanda alegando que la venta se basó en suposiciones incorrectas.

En su fallo de 68 páginas, Contreras dijo que Interior no consideró las emisiones de gases de efecto invernadero que resultarían de la venta del arrendamiento, violando la Ley de Política Ambiental Nacional, una ley ambiental fundamental.

En su fallo, el juez Rudolph Contreras concluyó que la Oficina de Administración de Energía Oceánica del Departamento del Interior había basado su decisión de realizar la venta en un análisis ambiental defectuoso que calculó mal las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas con futuras perforaciones de petróleo y gas en el Golfo de México.

Completado bajo la administración de Donald Trump, el análisis encontró que los impactos climáticos serían peores si la superficie no se vendiera, porque las compañías petroleras extranjeras aumentarían su producción, lo que generaría más emisiones de gases que calientan el planeta.

La decisión del jueves del juez federal de distrito Rudolph Contreras en Washington envía la venta de arrendamiento propuesta al Departamento del Interior para decidir los próximos pasos.

El juez dijo que le correspondía al Interior decidir si seguir adelante con la venta después de una revisión revisada, desecharla o tomar otras medidas.

Las emisiones de la quema y extracción de combustibles fósiles de tierras y aguas públicas representan aproximadamente una cuarta parte de las emisiones de dióxido de carbono de EE.UU., según el Servicio Geológico de EE.UU.

Con información de The Washington Post y NBC News

Te puede interesar:

California prohíbe nuevos pozos de petróleo y gas cerca de vecindarios

El pescador que descubrió el más grande tesoro petrolero de México (y murió en el abandono)

El desastroso derrame de combustible que puso en emergencia a una región ártica de Rusia