Mujer le regala trío sexual a su marido en su cumpleaños y lo abandona semanas después por otra mujer

Una mujer, identificada como Theresa Rose, dejó a su marido después de regalarle un trío sexual para su cumpleaños, ya que identificó una mayor profundidad física y emocional con otras féminas

Theresa Rosa le regaló un trío sexual a su marido en su cumpleaños y así descubrió su predilección por otras mujeres.
Theresa Rosa le regaló un trío sexual a su marido en su cumpleaños y así descubrió su predilección por otras mujeres.
Foto: Pixabay

En 2020, Theresa Rose celebró el cumpleaños de su esposo participando en un trío con otra mujer. Pero el gusto de su esposo por la aventura sexual fracasó: solo unas semanas después, ella lo dejó y solicitó el divorcio.

“Al experimentar esa interacción íntima con una mujer por primera vez, la profundidad física y emocional fue (tan intensa) que pensé, ‘Oh, Dios mío, esto es lo que me faltaba'”, dijo Rose, de 36 años, al diario New York Post.

La mujer solicitó que la llamaran “Rose”, que es su segundo nombre, para proteger su identidad.

Ella forma parte de un número creciente de mujeres que dejan a sus maridos por otras féminas.

Glennon Doyle escribió el éxito de ventas, “Untamed”, sobre dejar a su esposo por la estrella del fútbol femenino Abby Wambach.

La ex estrella de “The Real Housewives of Orange County” Braunwyn Windham-Burke, de 44 años, se declaró gay en 2020, pero sigue casada con su esposo Sean Burke, mientras sale con su novia Victoria Brito.

Y la socialité Debby Hymowitz escandalizó a la sociedad neoyorquina hace más de una década cuando dejó a su esposo, Gregg, por su instructora de ciclismo, Stacey Griffith.

Criada como católica en el condado de Orange, California, a Rose se le enseñó que “todos los homosexuales se van al infierno”.

Pasó sus primeros años de vida minimizando los enamoramientos de la rockera Pink y las actrices Megan Fox, Carmen Electra y Jessica Alba como una admiración inocente hasta que no pudo negar sus verdaderos sentimientos por más tiempo.

“Después de estar con esa mujer, me dije a mí mismo: ‘Por eso he sido tan infeliz en mi matrimonio’”, dijo Rose. “Mi relación con mi esposo, emocionalmente, se sentía tan superficial y solitaria en comparación con mi conexión con la mujer”.

Según la investigadora Lisa Diamond, el despertar tardío de Rose a su inclinación hacia el mismo sexo no es raro.

“Muchas mujeres tienen una capacidad más amplia para diversas formas de deseo sexual: para múltiples parejas, para parejas del mismo género, etc”, dijo Diamond, profesora de psicología y estudios de género de la Universidad de Utah, al New York Post.

“Como mujeres, nos educan para asumir que somos heterosexuales, y (se nos enseña a) centrarnos en encontrar la pareja masculina adecuada”, agregó la analista, señalando las presiones sociales de larga data sobre las mujeres para que se ajusten a un estilo de vida más convencional.

Pero Diamond ha descubierto que cuando las mujeres que se identifican como heterosexuales alcanzan un estancamiento en su matrimonio, se encuentran con hechos que cambian su vida o enfermedades probables, están más “en contacto” con sus señales sexuales previamente inexploradas.

“No es que estas mujeres de repente se vuelvan homosexuales o bisexuales”, dijo Diamond. “Es posible que siempre hayan tenido la capacidad de tener relaciones entre personas del mismo género, pero es posible que nunca hayan tenido la oportunidad de siquiera preguntarse si esta era una posibilidad para ellos”.

Muchos en la vida de Rose no han reaccionado bien a su decisión.

“Después de que le dije a mi esposo sobre mis sentimientos tras mi experiencia con la mujer, se puso muy desagradable”, dijo.

“Me señaló ante mis padres muy conservadores, nuestros amigos mutuos y nuestro grupo de estudio bíblico”.

A raíz de su ruptura no consentida, Rose compró un arma y contempló el suicidio debido al ridículo que sintió ante sus seres queridos.

Pero, antes de cometer ese acto, conoció y comenzó a salir con una mujer llamada Jacqui, a quien atribuye haberle salvado la vida.

Se han frecuentado durante más de un año y se mudaron juntas a Portland, Oregon, para criar a los dos hijos pequeños de Rose.

Mientras tanto, Rose se ha distanciado de su madre y su padre, quienes la han apartado de su testamento.

A pesar de los dolores de la alienación familiar y religiosa, Rose ahora está felizmente desinhibida y no se identifica como atea.

También ofrece apoyo y aliento a más de 132,000 lesbianas de edad avanzada o que “florecen tarde” a través de TikTok bajo el nombre de usuario @Raising2Activists, denominación dedicada a sus “súper solidarios” hijos de 6 y 8 años.

“Se siente tan libre finalmente vivir auténticamente”.

Leer más
* “Dejo que mi madre y mi hermana se acuesten con mi esposo”, afirma guapa swinger
* VIDEO: Hombre se casaba por segunda vez cuando su furiosa esposa interrumpe la ceremonia
* Iglesia cambia su altar después de que un sacerdote lo usara para tener trío sexual con actrices de cine para adultos