Los principales indicadores bursátiles de Wall Street se acercan a un ‘mercado bajista’: qué es lo que significa

Mientras que el Nasdaq ya cruza por un ‘mercado bajista, otro de los principales indicadores, el S&P 500 se acercó esta semana a un estadio similar, qué significa esto para la economía

El S&P 500 es un indicador de la salud de las empresas y muestra un termómetro de los inversionistas.
El S&P 500 es un indicador de la salud de las empresas y muestra un termómetro de los inversionistas.
Foto: Michael M. Santiago / Getty Images

La semana que termina fue complicada, por decir lo menos, para los mercados bursátiles en Wall Street.

Este viernes cerró una semana para el olvido para los principales indicadores que se pasearon por un escenario conocido como ‘mercado bajista’.

Fue el caso del S&P 500, el cual cruzó por un ‘mercado bajista’ durante la jornada del viernes, con una caída de 20% desde su máximo histórico alcanzado apenas en enero pasado.

Es justo el piso del 20% lo que marca el inicio de un ‘mercado bajista’. Es el periodo en el que un índice bursátil o un mercado caen por lo menos 20 puntos porcentuales.

Lo que un ‘mercado bajista’ significa es que los inversores han comenzado a perder confianza o ven con pesimismo su futuro, que se traducirá en una liquidación profunda y sostenida del mercado en cuestión.

Uno de los indicadores principales de Wall Street, el Nasdaq Composite ya se encuentra en un ‘mercado bajista’ navegando por un 30% debajo de su máximo histórico registrado.

Por su parte, el S&P 500 solo tuvo una breve visita a este territorio y terminó la jornada casi en el mismo nivel que cómo la empezó; sin embargo, con un 3% menos que tampoco resulta menor.

De acuerdo con los registros, esta caída marcó su séptima semana consecutiva con números negativos, una situación que únicamente ha ocurrido cinco veces desde 1928, según el analista senior de Índices de S&P Dow Jones, Howard Silverbaltt.

Los especialistas financieros atribuyen las caídas de los indicadores a las preocupaciones por la inflación persistente y al aumento de las tasas de interés, principalmente.

Sin embargo, no son los únicos factores que rondan la desconfianza de los mercados.

La actual guerra en Ucrania y sus consecuencias en los precios mundiales de energéticos y productos básicos, así como los cierres en China por nuevos brotes de covid-19, que apuntarían a nuevos problemas de la cadena de suministro, alimentan las preocupaciones.

Pero los problemas no solo apuntan hacia el exterior, sino que cada vez se suman más analistas a la opinión de que el país pueda entrar en recesión el próximo año, a partir de la estrategia de la Fed para controlar las alzas inflacionarias.

“Vemos un camino muy estrecho para lograr un aterrizaje suave y seguimos anticipando una recesión leve hacia fines de 2023”, apuntó hace unas semanas Matthew Luzzetti, economista jefe de Deutsche Bank en Estados Unidos.

El S&P 500 es un índice que engloba las 500 acciones de las empresas más grandes e importantes de Estados Unidos y se considera uno de los principales termómetros de la economía de este país.

El indicador es particularmente relevante para los adultos mayores estadounidenses, pues las carteras de jubilación están indexadas a los movimientos del S&P 500, por lo que la noticias de que entre en un ‘mercado bajista’ sería terrible.

Wall Street tuvo una semana para el olvido que arrancó con un reporte de resultaros decepcionante del Walmart, continuó con una sacudida de 52% menos en las ganancias de Target y cerró con una caída de 15% de las acciones del fabricante de tractores Deere.

También te puede interesar:
Hyundai anuncia la construcción de una planta en Georgia que busca generar más de 8,000 empleos
EE.UU. encabeza la lista como el país en donde más fácil se esconde dinero de forma ilegal, según reporte
Facebook envía cheques de $397 dólares como compensación por violar la privacidad de miles de usuarios en EE.UU.