“El Chueco” se confesó y pidió perdón a un sacerdote por la muerte de jesuitas

Luego de cometer el asesinato, el líder criminal José Noriel Portillo, “El Chueco”, conversó alrededor de una hora con otro sacerdote para pedirle perdón por sus actos

Tras el homicidio de dos sacerdotes jesuitas, El Chueco se convirtió en el más buscado en la zona del Triángulo Dorado.
Tras el homicidio de dos sacerdotes jesuitas, El Chueco se convirtió en el más buscado en la zona del Triángulo Dorado.
Foto: @Fiscalia_Chih / Cortesía

El asesinato de los sacerdotes jesuitas Javier Campos Morales y Joaquín Cesar Mora Salazar en la sierra Tarahumara de Chihuahua, es un tema que sigue sin resolverse y cada vez surgen más detalles sobre este lamentable hecho.

Y es que, durante una entrevista para la estación radiofónica mexicana Radio Fórmula, con el periodista Ciro Gómez Leyva, el sacerdote Javier Ávila reveló que José Noriel Portillo, “El Chueco”, líder criminal que fue identificado como el responsable de este asesinato, estuvo conversando alrededor de una hora con el sacerdote Jesús Reyes luego de cometer el crimen, e incluso le llegó a pedir perdón por sus actos.

“El delincuente se quedó desconcertado y se puso a platicar con él, le pidió perdón, le pidió confesión. Estuvieron platicando una hora en el patio interior de la casa parroquial”, detalló Javier Ávila.

Por su parte, el sacerdote Reyes reveló a una radiodifusora local que el agresor estaba “fuera de sí, alcoholizado”, y señaló que le pidió que dejara los cuerpos, pero no lo convenció y los lanzó a la parte trasera de una camioneta.

De acuerdo con el padre Ávila, los tres curas conocían al asesino desde que era un niño. “El sujeto mencionado, el delincuente, era conocido por los tres sacerdotes y él los conocía perfectamente”, declaró, además de asegurar que la comunidad de Cerocahui, en donde se cometió el crimen, está temerosa de colaborar con las autoridades por posibles represalias del crimen organizado.

José Noel Portillo, alias “El Chueco”, es buscado desde el 2018 por autoridades en Chihuahua, por su presunta responsabilidad en el asesinato del turista estadounidense Patrick Braxton-Andrews. El sujeto de aproximadamente 30 años también ha sido acusado por el homicidio de otros activistas en la sierra de Chihuahua.

Según datos oficiales, “El Chueco”, lidera el grupo criminal denominado Gente Nueva, adherido al Cártel de Sinaloa.

También te puede interesar:
Este el rostro del Chueco, narco que mató a sacerdotes por dar extremaunción a un hombre
– Muertas o en la cárcel: el destino final de las novias del cártel que aterroriza la capital mexicana