VIDEO: “Ya déjenlos, pobrecitos”, gritaban familiares de sicarios abatidos por militares

Un video publicado en redes sociales, revela el momento en el que familiares de sicarios piden a los soldados parar la balacera

Un grupo armado intentó emboscar a los militares, y ellos respondieron el ataque.
Un grupo armado intentó emboscar a los militares, y ellos respondieron el ataque.
Foto: PEDRO PARDO / AFP / Getty Images

La ciudad de Nuevo Laredo, en Tamaulipas, se convirtió nuevamente en un campo de batalla entre grupos de sicarios y militares mexicanos, arrojando como saldo la muerte de tres delincuentes.

Todo ocurrió cuando un comando armado del Cártel del Noreste (CDN), intentó emboscar una camioneta en donde viajaban los elementos del Ejército, pero estos repelieron el ataque y se inició una persecución.

Tras varios minutos, los soldados aseguraron una camioneta blindada, varios rifles y cartuchos, entre ellos un Barret .50 capaz de perforar blindajes.

Pero eso no fue todo, ya que posteriormente llegaron al lugar varios amigos y familiares de los delincuentes abatidos, quienes comenzaron a agredir a los soldados.

En un video publicado en las redes sociales, se puede apreciar a varias personas llorando por sus familiares, mientras que otros individuos lanzaban piedras y palos a las autoridades.

Y es que, de acuerdo con testigos de los hechos, cuando al parecer los sicarios ya se habían rendido, los militares abrieron fuego contra ellos.

Esto provocó la desesperación de los vecinos y familiares de los sujetos, quienes a la distancia gritaban, “Ya no les tiren, ya déjenlos por favor”, mientras se seguían escuchando varias detonaciones, lo que hizo que salieran corriendo del lugar.

Ante esta situación, la Comisión de Derechos Humanos de Nuevo Laredo demandó una investigación a fondo para esclarecer las condiciones en las que murieron los tres delincuentes.

Cabe señalar que, ante la violencia en Tamaulipas, el gobierno de Estados Unidos autorizó la salida de la localidad de todos los empleados de su Consulado de Nuevo Laredo y sus familias, a excepción del personal de emergencias, y anunció el cierre indefinido de esta oficina.

Previamente, grupos de sicarios quemaron vehículos, bloquearon vialidades y abrieron fuego contra distintos edificios en Nuevo Laredo, entre ellos, la sede consular estadounidense.

También te puede interesar:
“El Chueco” también mató a un maestro estadounidense que confundió con agente de la DEA.
“El Chinipas”, el narco que tuvo como esclavos a decenas de personas en Chihuahua.