Ángel Balderas Puga: ‘Voy a seguir denunciando’

Explica su expulsión como resultado de las críticas que ha hecho por el pésimo manejo de las candidaturas en Querétaro

El profesor y doctor Ángel Balderas Puga  habla de su expulsión, la cual considera una represalia política.(Cortesía ABP)
El profesor y doctor Ángel Balderas Puga habla de su expulsión, la cual considera una represalia política.(Cortesía ABP)
Foto: Cortesía

El doctor Ángel Balderas Puga, recientemente expulsado como dirigente de Morena en Querétaro, México, pidió a los simpatizantes de esta agrupación política de dentro y fuera del país, no desilusionarse del partido que ayudó a fundar, aún cuando lo hayan sacado del cargo como represalia política a sus críticas contra candidatos externos que no tienen una base social.

“Yo no estoy desanimado. No hay que desanimarse. Lo que estamos viendo son distorsiones de un partido nuevo en construcción, que está viviendo esa primera fase; y no ha habido tiempo para la reflexión. Nos ha ganado la prisa de los procesos electorales, porque se ha ganado tanto en tan poco tiempo”.

Dice que eso no justifica lo que le hicieron, pero lo entiende porque Morena está en un estira y afloja.  

‘Las cosas van a cambiar para el 2024, y esperaríamos que no haya más distorsiones”.

A finales del mes pasado se ratificó la expulsión del catedrático y luchador social del cargo de presidente del consejo estatal de Morena en el estado de Querétaro, acusado de violencia política en razón de género, por un comentario que hizo en 2021 en torno a Frida González, candidata perdedora de Morena al distrito 1 de Querétaro.

González es hija del líder Pablo Gonzalez Loyola.  El profesor Balderas Puga se refirió a Frida González, como “la hija de” sin dar su nombre”.

El doctor Ángel Balderas Puga, fundador de Morena, es revocado de la dirigencia estatal en Querétaro por sus fuertes críticas. (Cortesía)

En entrevista con La Opinión, dice que su expulsión tuvo su origen en la denuncia que hicieron en rueda de prensa en torno a que al menos dos terceras partes de las candidaturas a las diputaciones se las estaban dando a personas no afiliadas a Morena, y cuyos nombres estaban vinculados al PAN, PRI y Movimiento Ciudadano.

“No ubicábamos los nombres. La única información con la que contábamos, tenía que ver con sus relaciones familiares”.

Fue entonces cuando cometió el “error” que lo llevaría a ser expulsado, al referirse a Frida González como la hija de Pablo González Lozoya, un líder muy conocido.

Y dice que en una segunda trama buscaron gente que lo acusara y sacaron la cabeza Celia Maya García, excandidata a gobernadora de Querétaro, Carmen Gómez Ortega y Jesús Méndez Aguílar del Comité Ejecutivo Estatal, quienes se vieron obligados a denunciarlo.

“Me acusa una persona no afiliada a Morena, de una supuesta invisibilización por no haber mencionado el nombre de Frida, sino el nombre del papa”.

Hace ver que el tribunal de Querétaro nunca demostró la invisibilidad, y la parte ofendida apeló a la sala de tribunal de Monterrey, y ahí se desató una discusión Kafkiana sobre cuestiones semánticas en torno a la frase, “la hija de” que terminó por condenarlo por violencia de género, cuando – dice – que referenciar es algo usual y no es un insulto.

El doctor Ángel Balderas Puga seguirá trabajando en la formación y capacitación política de los morenistas. (Cortesía)

Al final, considera Balderas Puga, que su expulsión es por denunciar cosas irregulares en la selección de candidaturas, las cuales se perdieron.

“El machote de invitación para que me acusen, lo redacta un abogado del comité ejecutivo de Morena; y aparece otro abogado Jaime Hernández del área jurídica del comité nacional, y se empiezan a ver cosas raras, se constituyen en jueces y partes. Uno de ellos vive en Jalisco”. 

Agrega que en su acusación están involucradas, autoridades nacionales y la comisión nacional de elecciones. “No tenemos elementos para decir si Mario Delgado es sospechoso, aún cuando como dirigente estatal tuve fuertes diferencias con él en relación con las candidaturas. Si la orden de expulsarme la dio, estamos ante una purga, pero cabe la posibilidad de que algunos personajes hayan actuado por su cuenta“.

Como haya sido, impugnó su expulsión debido a los vicios que se dieron, pero definitivamente está convencido de que toda la trama se originó por la única razón de que les era incómodo; y su expulsión es producto de una mezcla de intereses para golpear a una parte de Morena.

Balderas Puga ha sido condenado a no participar en el proceso electoral de 2024 y a no competir por ningún cargo público.

“Todo esto es por culpa de algunos dirigentes nacionales, que permitieron todo el cochinero en la selección de candidaturas. Están llevando a Morena, a  lo que pasó con el PRD, a echar fuera a la gente que les estorba”. 

Y lo más patético, dice, acusado por gente que no está en el partido.

Dice que el proceso en su contra no lo hará desistir de seguir denunciando. 

“No se vale. Morena es un esfuerzo colectivo que costó décadas”.

Aclara que no es sectarismo sino que considera que cuando se abren las puertas de un partido, deben hacerlo para personas que salen de manera crítica de sus partidos y que llevan años de lucha como el grupo de Bernardo Bátiz.

“Nos imponen a panistas, que todavía aparecen en el patrón del PAN. Es gente que se viene porque a Morena ya le salió carnita y tiene más financiamiento. No llegan a decir en qué apoyo. Llegan y quieren ser candidatos y los resultados han sido desastrosos. Perdimos 55,000 votos”.

Remarcó que si en Morena, van a poner a un panista, no va a resultar, si jalan gente sin base social.

“Hay un tipo que trajeron que aprobó las reformas de Peña Nieto, y que dijo que lo hizo porque en su momento pensó que era lo mejor. Estamos hablando de gente que no ha hecho una ruptura con el pasado, sin una visión crítica”.

Y remata diciendo que lo que le ha pasado es una señal de alerta de que las cosas se tienen que hacer bien; y lamenta lo que llamó “un silencio muy extraño de las autoridades nacionales”.

El profesor Balderas Puga dice que su expulsión no lo aleja de Morena, ya que seguirá trabajando en la capacitación y formación política, y si resulta que lo terminan sacando del partido, continuará como simpatizante.

“Tenemos un gobierno que está haciendo las cosas bien. Al interior de Morena, depende de quién es el dirigente. No hay legitimidad, llegaron por encuestas”.

De cualquier manera, dice que su periodo como presidente del consejo estatal de Morena en Querétaro terminaba este año. Eso no quita que considere excesivo que lo hayan expulsado.

“Hay mucha indignación, reuniones con grupos a nivel nacional”.

Pero al final del día se va a la cama con la conciencia tranquila porque dice que no se cuece al primer hervor, y reconoce que los cambios electorales son a largo plazo.

“Traemos la cultura, y ponemos como prioridad, la ética y honestidad, y tengo que defender mi nombre y mi trabajo”.