Mexicanos dependieron más de inmigrantes para solventar sus gastos con remesas

Los inmigrantes mexicanos sacaron "del apuro" a sus familiares en México durante la pandemia de COVID-19, ya que se registró un mayor envío de remesas, debido al incremento de gastos de salud y funerarios, así como la reducción del ingreso local

California es el estado de la nación con más envío de remesas a México. (Getty Images)
California es el estado de la nación con más envío de remesas a México. (Getty Images)
Foto: LUIS ROBAYO / AFP / Getty Images

Los inmigrantes mexicanos sirvieron de un apoyo mayor para sus familias en México durante la pandemia, lo cual derivó en un incremento de remesas entre 2020 y 2021, según un reciente reporte.

Al cierre de abril de 2022, el ingreso anual de México por remesas –que contempla 12 meses– fue de $54,162 millones de dólares, un alza de casi $20,000 millones con respecto al reporte de 2019 que registró $36,439 millones de dólares.

“Los receptores de remesas en su conjunto necesitaron un mayor apoyo de sus familiares migrantes en Estados Unidos“, indica el informe del Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos (CEMLA) y el Foro de Remesas de América Latina y El Caribe.

El reporte agrega que el motivo de esa necesidad de mayores recursos ocurrió por el impacto al ingreso durante la pandemia de COVID-19 entre los mexicanos, aunado a gastos “sorpresa”, como en salud y servicios funerarios.

“Un segmento de las personas y hogares receptores de remesas tuvieron que incurrir en gastos de salud y funerarios“, se acota. “Una característica de los receptores de remesas es que en su conjunto tienen un menor acceso que el resto de la población a los servicios de seguridad social, lo que refleja que un porcentaje significativo de ellos trabajan en el sector informal de la economía”.

Según el reporte, para el 28.5 de las familias que reciben remesas, esos fondos son la principal fuente de ingresos; el 32 por ciento reconoce que es fundamental para su economía, pero no es el central, mientras el 31 por ciento indica que el impacto es “poco”.

El reporte escrito por los investigadores Jesús A. Cervantes González y Rodolfo Ostolaza señala que la ventaja económico para las familias mexicanas se agudizó en 2020, pero se alargó al 2021.

La brecha entre la economía mexicana y la norteamericana y entre sus productos percápita se amplió en esos dos años“, dicen los expertos. “Para más del 70 por ciento de los hogares receptores de remesas esos recursos no representan su principal fuente de ingreso”.

Los expertos indica que 50.8 millones de adultos en México tuvieron una afectación económica como consecuencia de la pandemia, lo que representa el 56.3%.

Las mujeres fueron las más afectadas con un 58.7% contra el 53.7 de los hombres.

“El porcentaje de adultos con afectación económica fue mayor en los receptores de remesas que en los no receptores, 59.7% versus 55.9%.

El reporte indica que las afectaciones económica ocurrieron en todas las regiones del país, aunque con variantes, con situaciones similares, como el hecho que algún miembro del hogar enfrentó una disminución de sus ingresos, perdió el empleo o tuvo que realizar gastos extraordinarios salud o funerarios.

“Tales afectaciones fueron significativas en todas las regiones del país, pero sobresale un mayor porcentaje de hogares afectados en la región Centro Sur y Oriente”, se reporta.

En cifras

Un alto porcentaje de las familias que reciben remesas de EE.UU. reportaron problemas económicos por la pandemia:

55.9% de los receptores de remesas registró afectación económica
50% enfrentó una reducción del ingreso en el trabajo
21.9% reportó que alguien de su familia perdió el empleo
24%
tuvo gastos de salud o funerarios