EE.UU. sube la cifra: se estima que $45.6 mil millones se desviaron en fraudes de desempleo por Covid

Cientos de estafadores obtuvieron ayuda de desempleo por la pandemia de Covid utilizando números de Seguro Social de personas fallecidas y nombres de personas que cumplían condenas en prisiones federales

EE.UU. sube la cifra: se estima que $45.6 mil millones se desviaron en fraudes de desempleo por Covid
Foto: OLIVIER DOULIERY / AFP / Getty Images

Un organismo de control federal dio a conocer el jueves en un informe que los estafadores pueden haber robado $45.6 mil millones de dólares del programa de seguro de desempleo durante la pandemia de Covid, utilizando los números de Seguro Social de personas muertas y otras tácticas para engañar y estafar al gobierno de EE.UU.

La nueva estimación es un aumento dramático de los aproximadamente $16 mil millones en fraude potencial identificado hace un año, e ilustra la inmensa tarea que aún tiene por delante el gobierno mientras busca identificar las pérdidas, recuperar los fondos y responsabilizar a los delincuentes por robar de los programas federales de ayuda.

El informe, emitido por el inspector general del Departamento de Trabajo (DOL), pinta un retrato sombrío del programa de ayuda por desempleo del país que comenzó bajo la administración Trump en 2020.

Más de 1,000 personas han sido imputadas por estafa en las ayudas al desempleo desde el principio de la pandemia en EE.UU. y las autoridades han identificado $45.6 mil millones de dólares en beneficios potencialmente fraudulentos, anunció este jueves el supervisor del Departamento Trabajo.

La alerta del Inspector General de la cartera de Trabajo apunta que ese dinero se habría entregado a individuos con número de la seguridad social inscrito en múltiples estados del país, personas ya fallecidas, solicitado desde cuentas de correo electrónico sospechosas o a prisioneros federales.

La acusación de 1,000 personas y el fraude potencial multimillonario “subraya la magnitud de este problema”, dijo el inspector general Larry Turner en un comunicado.

En los cinco primeros meses desde el inicio de la pandemia de coronavirus en marzo de 2020, más de 57 millones de personas se inscribieron en Estados Unidos al programa de ayuda al desempleo, una iniciativa conjunta federal y estatal que ha constituido la primera línea de acción frente al impacto de la falta de empleo.

Según la nota, la inyección de miles de millones de dólares que ese programa recibió de los fondos federales en plena epidemia dio a individuos y grupos criminales organizados un objetivo de alto nivel.

Desde el inicio de la pandemia, las autoridades estadounidenses han abierto más de 190,000 investigaciones por potencial fraude en esas ayudas, una cifra más de 1,000 veces superior al volumen habitual.

De las 1,000 personas que ya han sido imputadas por estafa, se ha condenado hasta la fecha a “más de 400”, añadió el comunicado, según el cual esas sentencias suman más de 7,000 meses de prisión en total.