Niño de 3 años mata a su madre con un “arma de fuego no asegurada” en Carolina del Sur

Autoridades alertaron del alza de accidentes de menores con armas en Estados Unidos, lo que resultó en 82 muertes y 123 heridos en lo que del 2022

Durante su traslado al hospital, Cora Lyn Bush, de 33 años, relató cómo sucedió el accidente en casa.
Durante su traslado al hospital, Cora Lyn Bush, de 33 años, relató cómo sucedió el accidente en casa.
Foto: Scott Olson / Getty Images

Una familia en Carolina del Sur vivió un momento trágico debido a la falta de precaución, ya que una mujer recibió un disparo mortal de su hijo de 3 años, quien según la policía, accionó el arma debido a que no estaba asegurada.

Así, la vida de Cora Lyn Bush, de 33 años, se apagó de un momento a otro, pese a que los equipos de emergencia la trasladaron a un hospital local en Spartanburg, cerca de la frontera norte de Carolina del Sur.

Según la oficina forense del condado de Spartanburg, la muerte se debió a la herida por arma de fuego que sufrió horas antes.

La Oficina del Sheriff del Condado de Spartanburg detalló que los agentes encontraron a Bush en sus casa y camino al hospital contó el incidente a la policía, “su relato del incidente se corroboró tanto con la evidencia en la escena como con la lesión de la víctima”.

“Aunque nuestra investigación permanece activa, todo indica que este incidente fue el resultado de que el niño pequeño obtuvo acceso a un arma de fuego no asegurada, lo que provocó que la madre recibiera un disparo accidental y luego falleciera en el hospital”, dijo la oficina del alguacil.

Según los datos analizados por el grupo de defensa  Everytown for Gun Safety , en lo que va del año ha habido al menos 194 tiroteos no intencionales por parte de niños en los EE.UU., lo que resultó en 82 muertes y 123 heridos.

Leer más:
Hombre de Florida se declara culpable de fraude tras robar $7.2 millones de ayuda por COVID-19
La historia detrás de la famosa ‘Scream Image’ de Little Rock Nine
“Lo golpearon hasta matarlo”: Padre llevó a su hijo a centro para combatir adicciones en México y no lo volvió a ver