Microsoft dejará de brindar soporte a Windows 8.1: cómo se verán afectados los usuarios

Windows 8.1 dejará de recibir actualizaciones de Microsoft y acá te contamos cómo te puedes ver afectados si tu computadora cuenta con este sistema operativo

Microsoft no proporcionará más soporte a Windows 8.1 a partir del 10 de enero de 2023
Microsoft no proporcionará más soporte a Windows 8.1 a partir del 10 de enero de 2023
Foto: TIMOTHY A. CLARY / AFP / Getty Images

Microsoft anunció que no continuará prestando soporte para Windows 8.1 por considerarlo como un sistema operativo obsoleto. Se trata de una versión actualizada de Windows 8 lanzada en el año 2013 que hasta ahora contaba con un soporte extendido por parte del fabricante.

La compañía detalló que el fin del soporte se producirá el próximo 10 de enero de 2023, fecha a partir de la cual no continuará recibiendo ningún tipo de actualización de seguridad o funcionamiento.

Se calcula que Windows 8.1 se encuentra instalado en cerca de 3% de todos las máquinas que cuentan con sistemas operativos de Microsoft. Esto se traduce en varios miles de equipos y por tanto de usuarios que se verán afectados y tendrán que migrar a un sistema operativo más reciente para continuar estando protegidos.

Al momento de su lanzamiento Windows 8.1 estaba pensado para corregir ciertos problemas que presentaba la versión original de Windows 8. Como consecuencias de estas fallas un gran número de usuarios optaron por la alternativa de no realizar la actualización y por tanto permanecer en Windows 7.

Esto explica en parte porque su cuota de mercado es tan pequeña en comparación con otros sistemas operativos. 

¿Qué pueden esperar los usuarios de Windows 8.1 a partir de enero?

A partir del 10 de enero los usuarios que aún cuenten con Windows 8.1 no recibirán más actualizaciones de Microsoft. Esto implica que sus equipos estarán en riesgo ante vulnerabilidades que no hayan sido identificadas hasta ese momento.

Este aumento en el riesgo de seguridad solamente podrá ser mitigado en parte por los antivirus, ya que un porcentaje importante de los ataques se producen aún si el usuario dispone de un antivirus que esté actualizado.

Además de esto es posible que las nuevas versiones de programas que hasta ahora eran compatibles con Windows 8.1 dejen de contar con soporte para este sistema operativo. Esta es una práctica común de los desarrolladores ya que así pueden ahorrar recursos al únicamente crear programas compatibles con las últimas versiones de Windows.

No obstante, desde Microsoft aclaran que luego del 10 de enero de 2023 los usuarios aún podrán continuar utilizando sus equipos sin ningún tipo de problema ya que la falta de soporte no implica que el sistema operativo deje de funcionar.

“Si bien puede continuar usando una PC con Windows 8.1, sin actualizaciones continuas de software y seguridad, su PC correrá un mayor riesgo de virus y malware. Recomendamos actualizar a una versión de Windows que aún sea compatible”, refiere la compañía.

Esto también te puede interesar:
Actualización de Windows 11 22H2 podría ralentizar tu computadora: las razones y qué puedes hacer
Windows: en qué tipo de computadoras conviene actualizar de Windows 10 a 11
Momento 1 de Windows 11: que funciones trae la nueva actualización