Papa Francisco autoriza pagar rescate de monja secuestrada por al-Qaeda en llamada difundida durante juicio por malversación de fondos

En el juicio contra el cardenal Angelo Becciu y otros 9 implicados por malversación de fondos de El Vaticano, se escuchó una conversación telefónica donde el Papa Francisco autoriza pagar el rescate de monja secuestrada por Al-Qaeda

En la llamada, se puede escuchar a Becciu pidiéndole al Papa que confirme que había autorizado los pagos para liberar a la monja.
En la llamada, se puede escuchar a Becciu pidiéndole al Papa que confirme que había autorizado los pagos para liberar a la monja.
Foto: FILIPPO MONTEFORTE / AFP / Getty Images

El Papa Francisco fue grabado en secreto durante una llamada telefónica con uno de sus ex cardenales superiores discutiendo los pagos de la Santa Sede para liberar a una monja secuestrada por militantes vinculados a Al Qaeda en el norte de África.

En un movimiento legal, la llamada telefónica grabada entre el papa Francisco y el cardenal Angelo Becciu, uno de los 10 acusados ​​en un juicio por malversación de fondos en curso, se reprodujo ante la corte del Vaticano.

En la llamada, se puede escuchar a Becciu pidiéndole al Papa que confirme que había autorizado los pagos para liberar a la monja, quien fue secuestrada en 2017. Finalmente fue liberada el año pasado y ella se reunió con el Papa.

Se pidió a los periodistas que abandonaran la sala del tribunal antes de que se reprodujera la cinta porque la grabación aún no se había admitido formalmente como prueba, pero la agencia de noticias italiana Adnkronos publicó una transcripción de la Policía Financiera italiana, informó CNN.

La grabación se realizó el 24 de julio de 2021, solo tres días antes de que Becciu fuera juzgado por presunta malversación de fondos y abuso del cargo, y 10 días después de que el Papa Francisco fuera dado de alta del hospital de Roma para una cirugía intestinal, según el medio.

Se puede escuchar a Beccui pidiéndole al Papa que confirme que había autorizado pagos a la autodenominada consultora de seguridad Cecilia Marogna, quien también ha sido nombrada acusada en el juicio. Marogna luego pagaría a la firma británica Inkerman Group para liberar a la monja.

Beccui dijo que los pagos fueron por $363,706 dólares a Inkerman Group y $519,518 dólares en rescate por la monja.

El Papa le dijo al cardenal que recordaba vagamente los pagos, pero le pidió que pusiera por escrito su solicitud de confirmación.

No existe una ley del Vaticano que requiera que el Papa testifique en un juicio, según CNN.

Becciu, el exsecretario de Estado de la Santa Sede, se vio obligado a renunciar el 24 de septiembre. Se sospecha que canalizó dinero del Vaticano a empresas y organizaciones benéficas encabezadas por sus tres hermanos.

Supuestamente también supervisó una inversión multimillonaria en una propiedad de lujo en Londres que está en el centro del juicio.

Los fiscales los acusan ​​de defraudar a la Santa Sede y luego extorsionar al Vaticano con 15 millones de euros para hacerse con el control de la propiedad. El Vaticano perdió $100 millones de euros solo en la transacción de la propiedad.

Becciu ha sostenido que todas sus transacciones financieras fueron selladas para la aprobación de sus superiores. Él, Marogna y todos los demás acusados ​​se han declarado inocentes.

Los fiscales han acusado a los corredores italianos y otros funcionarios del Vaticano de una serie de delitos financieros, incluidos fraude, malversación, corrupción y abuso de poder. En el caso de Londres, acusan a los acusados ​​de defraudar a la Santa Sede y de extorsionar luego al Vaticano con 15 millones de euros para hacerse con el control de la propiedad.

Leer más
* Mujeres sin hogar de California devuelven miles de dólares encontrados en una camioneta quemada a su vecino propietario
* Madre del tirador de Colorado fue captada en video lanzando insultos racistas contra mexicanas
* Tirador de Walmart elaboró una lista de sus objetivos mortales y tenía rencor contra las víctimas