Colesterol bueno y malo: esto es lo que debemos saber, según un doctor

En sí mismo, el colesterol no es un indicador causal de un infarto, para prevenirlo es ideal realizar un análisis de Apo B para evaluar el riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular (ECV)

El colesterol es bueno o malo: esto es lo que debemos saber, según un doctor

Se deben considerar los factores de riesgo de enfermedad cardiovascular y el contexto individual de cada paciente Crédito: chayanuphol | Shutterstock

Sin importar tu edad, es clave que una de las prioridades que tengas para el cuidado de tu salud sea controlar los valores de colesterol en tu organismo.

El Instituto Nacional del Corazón, la Sangre y los Pulmones de Estados Unidos recomienda la prueba inicial entre los 9 y los 11 años y, a partir de entonces, cada cinco años.

Pero para los que no son tan jóvenes, por ejemplo, la recomendación para mayores de 40 años, es hacerse un perfil de lípidos anualmente.

Además, se aconseja que se agregue al análisis de sangre anual si su médico de atención primaria no lo ordena, ya que se pasa por alto fácilmente con la gran cantidad de otros problemas que se mantienen.

Una publicación en News-Medical.net explica que el colesterol es una sustancia cerosa que se produce en el hígado y se encuentra en la sangre y en todas las células del cuerpo, se necesita para formar paredes celulares, crear hormonas, actuar como protectores de las células y más.

Debemos saber que existen dos tipos de colesterol: el bueno y el malo.

Para que los músculos y las células obtengan energía, el colesterol se transporta en la lipoproteína de baja densidad (LDL), comúnmente llamada “colesterol malo”, y la lipoproteína de alta densidad (HDL), o “colesterol bueno”.

El nivel del colesterol no siempre es causa de infarto

Sin embargo, el Dr. Carlos Jaramillo explica en su cuenta de Instagram, que no es del todo adecuado calificar el colesterol como malo o bueno o usarlo como un indicador crucial para la generación de un infarto.

“No ha habido estudios de causalidad que, como tal, lo puedan demostrar”, asevera.

Según Jaramillo, por estadística mundial, la mitad de los pacientes que se infartan, tienen normales los niveles de colesterol y quienes tienen los niveles altos no padecen afecciones cardiológicas graves.

El especialista cita un artículo publicado por la Academia Americana del Corazón titulado “The Debate Is Over” en el que se expone la importancia de los resultados de un análisis de Apolipoproteína B-100, ApoB100 o Apo B.

Este sirve para evaluar el riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular (ECV); a veces en la monitorización del tratamiento para disminuir la concentración de colesterol o para diagnosticar una deficiencia hereditaria poco frecuente de Apo B.

También es importante considerar los factores de riesgo de enfermedad cardiovascular de forma individual en lugar de confiar en los números.

Te puede interesar:
5 hábitos saludables que puedes implementar para conciliar el sueño según un experto    
Estrés: 8 formas efectivas con las que podemos eliminarlo

Suscribite al boletín de Noticias

Recibe gratis las noticias más importantes diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain