Empresario radicado en Florida exportaba a China langosta con etiquetas falsas

Jiu Fa Chen compraba ejemplares de Panulirus argus en Haití y desde ahí los enviaba a Asia con etiquetas que aseguraban que eran extraídos en la costa de Florida

A lo largo de casi cuatro años, Aifa Seafood, Inc. obtuvo enormes ganancias procedentes del fraudulento comercio de crustáceos extraídos en su gran mayoría del litoral haitiano.
A lo largo de casi cuatro años, Aifa Seafood, Inc. obtuvo enormes ganancias procedentes del fraudulento comercio de crustáceos extraídos en su gran mayoría del litoral haitiano.
Foto: MARTIN BERNETTI / Getty Images

Jiu Fa Chen, presidente de Aifa Seafood, Inc. (Aifa), empresa con sede en Florida, se declaró culpable de exportar langostas con etiquetas falsas, las cuales eran destinadas al mercado consumidor chino.

El sujeto de 57 años les hacia creer a sus clientes en Asia que los crustáceos de su compañía eran capturados en aguas de Florida, pero en realidad se los compraba a otra empresa en Haití e incluso desde ese país, tras montarles una etiqueta falsa sobre la denominación de origen, los enviaba a diversos puertos chinos.

Después de una denuncia presuntamente anónima, las autoridades estadounidenses comenzaron a investigar y descubrieron que, desde mayo de 2019 hasta agosto de ese año, la empresa de Jiu Fa Chen realizaba compras de toneladas de langosta a bajo precio en distintos países caribeños y luego simplemente las revendía más caras a compañías avecindadas en la “Tierra del Dragón”.

Cabe señalar que el tipo de langostas exportadas por Aifa pertenecen a la especie conocida como Panulirus argus, la cual vive en los arrecifes y manglares de la zona occidental del Océano Atlántico.

Dichos crustáceos carecen de tenazas y se les suele atrapar durante las noches, pues durante el día son muy difíciles de encontrar en el fondo marino.

En virtud de delito cometido por Jiu Fa Chen, la policía optó por arrestarlo bajo cargos de fraude que representan hasta cinco años de prisión. Sin embargo, al empresario se le fijó sólo una fianza de $250,000 dólares mediante la cual tendrá un período de tres años de libertad supervisada.

Mientras tanto, su defensa deberá tratar de comprobar su inocencia el próximo 23 de mayo próximo, fecha en que el sujeto está obligado a presentarse en la Corte para que un juez le haga saber su sentencia.

Hasta el momento, se desconoce si algunas de las empresas chinas a las que Jiu Fa Chen engañó está dispuesta a exigirle una compensación por haberles vendido un producto muy inferior al precio que realmente se pagó en países de economías en desarrollo.

También te puede interesar:

Hombre de Utah roba un $1 dólar de un banco y espera a la policía para ser arrestado

– Bomberos de Texas sofocan incendio de casa y rescatan a exóticas mascotas incluido un cocodrilo

– Anciana de Kentucky con casi un siglo de vida presume tener 234 tataranietos