Estudiante latina demandó a un distrito escolar de Colorado por prohibirle usar un sarape en su graduación

Naomi Peña, una estudiante de secundaria de Colorado, demandó a su distrito escolar por prohibirle usar un sarape en su graduación este sábado

La foto muestra una graduación escolar.

La foto muestra una graduación escolar. Crédito: Jens Schlueter | Getty Images

Una estudiante mexicana residente en el oeste de Colorado demandó al distrito escolar 16 del condado de Garfield en Colorado, porque le negaron usar el tradicional sarape durante la ceremonia de graduación de la escuela secundaria, según informó en un comunicado el Fondo México Americano de Defensa Legal y Educación (MALDEF).

El sarape se convirtió en un ícono en México en la década de 1910 como símbolo de orgullo, libertad nacional y su lucha por la libertad y la democracia.

Según MALDEF, Naomi Peña Villasano, de 18 años y alumna de la escuela Grand Valley, en Parachute, al oeste de Denver, cumplió en abril pasado con el requisito de enviarles a las autoridades de ese establecimiento una fotografía de su atuendo para su graduación que debe celebrarse el 27 de mayo, incluyendo un sarape con los colores de las banderas de México y de Estados Unidos.

El sarape que propuso usar en su graduación Naomi Peña tiene la imagen de las banderas de Estados Unidos y México.

MALDEF y la firma de abogados Greenberg Traurig presentaron una demanda el 24 de mayo contra la junta directiva del Distrito Escolar 16 del condado de Garfield y contra el personal administrativo de la escuela Grand Valley, argumentando que es inconstitucional negarle a una estudiante celebrar su cultura y tradición al graduarse.

La demanda pide que un juez autorice que Peña Villasano pueda usar el sarape y además revela que ni el consejero académico de la estudiante ni el director de la escuela (Kelly Mccormick, nombrado en la demanda) dieron explicaciones sobre las razones de la negativa.

Según MALDEF, se cometieron dos violaciones con esta negativa. En primer lugar, no permitirle a Peña Villasano llevar la prenda elegida para su graduación infringe su libertad de expresión, garantizada por la Primer Enmienda de la Constitución de Estados Unidos.

En segundo lugar, a otros estudiantes se les permitirá llevar insignias o vestir otros artículos relacionados con su cultura o con su servicio militar (presente o futuro) durante la graduación.

Por ejemplo, en 2021 y en 2022, la escuela Grand Valley permitió que estudiantes de Polinesia se graduasen vistiendo las tradicionales guirnaldas de flores de esa región. Y en 2022 un estudiante mexicano de esa misma escuela se graduó llevando un sarape sobre sus hombros, dice la demanda. También el año pasado, dos estudiantes usaron collares hechos con billetes de dólares.

“Vivimos en una era de crecientes amenazas a la Primera Enmienda en las escuelas públicas”, Aquí, el distrito ha concluido erróneamente que está permitido discriminar a ciertos estudiantes y su herencia, mientras honra la de otros estudiantes. Nuestra Constitución no permite una discriminación tan evidente”, declaró Thomas A. Saenz, presidente y consejero general de MALDEF.

Por su parte, Kenneth Parreno, abogado de MALDEF, enfatizó que “la Constitución de Estados Unidos y la ley de Colorado protegen los derechos de los estudiantes a expresar su herencia cultural y las escuelas no pueden elegir qué tipos de herencia cultural se pueden celebrar”.

Los abogados de MALDEF explican en su demanda que Peña Villasano se identifica tanto con su herencia mexicana (su familia y sus antepasados) como con su ciudadanía estadounidense y que por eso el sarape lleva las banderas de ambos países.

Sin embargo, según MALDEF, la superintendente Jennifer Baugh le habría indicado a Peña Villasano que permitirle mostrar banderas en el momento de graduarse “abriría las puertas” para que otros estudiantes “muestren banderas que podrían ser ofensivas”.

En declaraciones preparadas compartidas por MALDEF, la estudiante mexicana expresó que “Quiero que este cambio suceda no solo para los latinos, sino para todos los futuros graduados para que nadie más tenga que pasar por lo que yo he pasado”.

La escuela Grand Valley cuenta con unos 300 estudiantes, de los cuales el 35% es de origen hispano. Además, el 52% del alumnado proviene de familias de bajos recursos y sólo el 37% de los alumnos está al nivel académico al que debe estar. Y en el condado Garfield, los hispanos representan el 29% de los 62,000 habitantes.

A pesar de la urgencia de recibir una decisión, hasta el momento, ni el juez a cargo del caso ni el Distrito Escolar 16 del condado de Garfield se han expresado sobre la demanda.

Sigue leyendo:

El presidente de Ucrania ofreció un sorpresivo discurso de graduación en una universidad de EE.UU.
De Colombia a las estrellas: joven vence las barreras de la pobreza y el idioma y apunta a estudiar astrofísica

En esta nota

Colorado Libertad de Expresión Maldef

Suscribite al boletín de Política

Recibe gratis las noticias de política e inmigración diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain