Confirman el primer caso humano de gripe porcina en el Reino Unido

El contagio fue detectado durante "un proceso de seguimiento rutinario" del virus de la gripe, después de dar positivo en un test efectuado por el médico de esta persona al presentar "síntomas respiratorios".

La UKHSA indicó que "no se ha determinado aún la fuente de infección" por gripe porcina, por lo que "sigue bajo investigación".

La UKHSA indicó que "no se ha determinado aún la fuente de infección" por gripe porcina, por lo que "sigue bajo investigación". Crédito: Deutsche Welle

En el Reino Unido detectó una infección por un virus específico de la gripe porcina. La infección por esta variante H1N2 nunca se había registrado antes en el país, según anunció la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido (UKHSA). El patógeno es ligeramente diferente de otros casos humanos recientes, pero es similar a los virus de los cerdos británicos.

El agente patógeno de la gripe A(H1N2)v se detectó en un solo caso durante la vigilancia rutinaria mediante pruebas PCR, según el comunicado.

La persona afectada había sido sometida a pruebas debido a síntomas respiratorios, había tenido un curso leve de la enfermedad y desde entonces se había recuperado totalmente. En un principio se desconocía el origen de la infección.

Riesgo de que el virus se convierta en patógeno más peligroso

La gripe porcina es una enfermedad vírica respiratoria muy común en los cerdos, siendo especialmente significativos los subtipos H1N1, H1N2, H3N2 y H3N1. H y N denotan las dos proteínas de la envoltura vírica: hemaglutinina y neuraminidasa.

Ocasionalmente se producen infecciones humanas, que suelen ser inofensivas. Sin embargo, albergan el riesgo de que el virus se convierta en un patógeno más peligroso que pueda transmitirse de persona a persona.

La situación se está siguiendo de cerca y se han reforzado las medidas de vigilancia en algunas zonas de North Yorkshire, según informó la autoridad sanitaria UKHSA. “Estamos trabajando urgentemente para identificar a los contactos cercanos y reducir la posible transmisión”, declaró Meera Chand, responsable de este tipo de incidentes en la UKHSA.

Asimismo, su veterinaria jefa, Christine Middlemiss, aseguró que se están proporcionando “conocimientos científicos y veterinarios especializados” para reforzar la investigación de la UKHSA sobre este primer caso detectado en el Reino Unido.

“Los criadores de cerdos también deben informar inmediatamente a su veterinario local de cualquier sospecha de gripe porcina en sus piaras”, agregó la experta.

Según la UKHSA, se han registrado 50 casos de gripe A(H1N2)v en humanos en todo el mundo desde 2005. Sin embargo, ninguno de ellos estaba genéticamente relacionado con la variante encontrada ahora en el Reino Unido (1b.1.1).

Una variante del subtipo H1N1 se había propagado desde México a muchos países a partir de 2009. Tras una gran preocupación inicial, pronto quedó claro que las enfermedades eran, por término medio, más leves de lo que se suponía en un principio.

Más de un siglo de estudio

Según datos de la Organización Mundial de Sanidad Animal, en 1918 se detectó por primera vez el virus de la influenza porcina en cerdos. Las primeras investigaciones apuntaban a que se trataba de un virus de origen aviar transmitido a los cerdos.

La gripe porcina es una enfermedad generalmente leve en los cerdos, aunque puede propagarse muy rápidamente en un rebaño. Hay diferentes subtipos y cepas del virus, se sabe que algunos de ellos han infectado a otras especies animales, hasta al hombre, aunque es raro.

Está clasificada como una enfermedad vírica de los porcinos, altamente contagiosa. Por lo general se propaga muy rápidamente en las unidades de cría, aunque todos los cerdos infectados no muestren signos clínicos de infección, y va seguida de una recuperación también muy rápida.

La enfermedad es causada por los virus de influenza de tipo A, que se caracterizan en varios subtipos, siendo los más comunes H1N1, H1N2 y H3N2.

Las tasas de morbilidad pueden alcanzar el 100% en el caso de las infecciones de influenza porcina, mientras que las tasas de mortalidad son más bien bajas. Sin embargo, la principal repercusión en la economía está relacionada con el retraso en el aumento de peso, ya que, para alcanzar el peso de comercialización, se requiere un mayor número de días.

La influenza porcina no se transmite por los alimentos. El riesgo de contraer los virus por el consumo de carne de cerdo u otros productos porcinos es insignificante. Los virus de la influenza están restringidos por lo general al tracto respiratorio del cerdo y no se detectan en el músculo del animal, ni siquiera durante el periodo agudo.

Sigue leyendo:

En esta nota

ReinoUnido

Suscribite al boletín de Noticias

Recibe gratis las noticias más importantes diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain