77 migrantes podrán ser legisladores en México, ¿qué más falta?

El Instituto Nacional Electoral (INE) ordenó a cada uno de los siete partidos políticos con registro federal que postulen a candidatos mexicanos radicados en el exterior en sus listas plurinominales para las próximas elecciones de 2024

77 migrantes podrán ser legisladores en México, ¿qué más falta?

Durante años, los mexicanos en el exterior pelearon por tener una representación en el congreso federal que les diera voz. Crédito: RAMON CAVALLO | AFP / Getty Images

MÉXICO- Activistas migrantes dieron un paso más en su lucha por los derechos políticos. Lograron a base de impugnaciones que el Instituto Nacional Electoral (INE) ordenara a cada uno de los siete partidos políticos con registro federal que postulen a candidatos mexicanos radicados en el exterior en sus listas plurinominales para las próximas elecciones de 2024.

A esos siete migrantes se suma otro tanto de suplentes. Todos deberán confirmar que viven fuera de México desde hace por lo menos dos años.

En la Cámara de Diputados, deberán también lanzar al menos un migrante en los 10 primeros lugares de las candidaturas por mayoría relativa, lo que llevará a la contienda a otros 70 migrantes: 35 diputados titulares y sus suplentes.

“Queremos enaltecer la resolución extraordinaria del INE en donde se establecen las bases para que en el legislativo se garanticen las representaciones de migaantes”, advirtió Juan Carlos Guerrero, integrante del Consejo de Minorías, una organización que integran los grupos que políticamente son considerados “minorías” como los migrantes, LGBTIQ+, indígenas y discapacitados.

Durante años, los mexicanos en el exterior pelearon por tener una representación en el congreso federal que les diera voz. De vez en cuando, algunos partidos les abrían un espacio, pero no fue sino hasta el 2021 cuando a través del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación lograron inclusión a través de las fórmulas de representación y plurinominales.

Por ley, desde 1977 todos los partidos políticos deben elaborar listas con candidatos que sin ser votados ni hacer campaña llegan al congreso sólo por el porcentaje de votos que la institución política obtenga. Los primeros lugares de esas listas son quienes toman las curules.

Para 2024, en la Cámara Baja, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (Trife) ordenó que los migrantes deben estar entre los primeros lugares, del 1 al 10; pero en el Senado lo dejaron a criterio de los partidos.

Por ello, el activista Guerrero, empresario en Los Angeles y Texas, señaló durante un evento en la Cámara de Diputados, que los migrantes no quitarán el dedo del renglón para que se les ponga en los primeros lugares de esas listas, entre otras exigencias que buscan limpiar los obstáculos para posicionar los temas de los mexicanos radicados en el exterior.

PASADO Y FUTURO

El primer problema que enfrentaron los mexicanos en el exterior tras la apertura de sus candidaturas hace tres años fue el arribo de “fake migrantes”. A los partidos se les hizo fácil meter a su propia gente que nunca había cruzado la frontera para radicar fuera y algunos ni siquiera de paseo y los hizo pasar por efectivos ocultando sus nombres.

La organización de Juan Carlos Guerrero tuvo que impugnar a 60 personas para saber quiénes eran los supuestos migrantes con nombre y apellido; algunos de ellos, lograron sustituirse por verdaderos perfiles; otros (como Eliseo Compean y Jorge Inzunza) se aferraron y no hubo modo de bajarlos.

“Los partidos truquearon, metieron a personajes amigos de gobernadores o activistas sociales afiliados a organizaciones políticas y no queremos que se repitan esos compadrazgos”, advirtió Salvador Carmona, ex alcalde migrante en Yuridia Guanajuato, quien acudió a la Cámara de Diputados el pasado 28 de junio junto con otras organizaciones de las minorías para dejar temas en claro.

Otros de los obstáculos que vivieron los primeros 11 legisladores migrantes electos en 2021 fue la falta de empatía, el desinterés de otros diputados para solidarizarse con ellos y sacar adelante sus iniciativas.

Al final sólo se logró quitar el requisito de apostilla para inscribir en la escuela a los hijos de mexicanos nacidos en el extranjero (principalmente en Estados Unidos); extender los servicios del Instituto Mexicano del Seguro Social a los radicados en el exterior y el reconocimiento cultural de los migrantes.

“Para que sean leyes se necesita que el tema sea considerado importante por el presidente de la comisión de migración a la que turnan la iniciativa, ordene su investigación, consiga los votos, la ponga en la agenda, saque voto favorable, la lleve a la Jucopo (Junta de Coordinación Política) para que consiga que se ponga en la orden del día y que se vote”, destacó Jorge Mújica, diputado migrante suplemente. “Obviamente se traban”.

Además del proceso burocrático, la comisión se reúnen cuando mucho dos veces al mes, por lo que se dictaminan alrededor de 12 iniciativas al año que compiten con las iniciativas de las otras 20 comisiones del congreso para subirlas al pleno, según las prioridades políticas del momento. Así se van rezagando hasta quedar en la congeladora.

“Si fueran iniciativas que afecta a dos millones de votantes, otro gallo cantaría”, destaca Mujica. “Pero como son 100,000 los migrantes que votan en el exterior, no importa”.

Para los migrantes, el bajo número de sufragistas en el exterior se debe, entre otras cosas, al requisito de “pre registro” al padrón porque ese trámite debe repetirse en cada elección y eso merma el interés.

“Quitar ese registro de inscribirse al padrón de electores en cada elección es algo por lo que  vamos a seguir luchando”, destacó el diputado Mario Torres, representante de Los Angeles, quien presentó 23 inicitivas que siguen sin prosperar, entre ellas, una relacionada a la extensión de permisos temporales de vehículos importados por migrantes a su retorno de EU principalmente en zonas marginales.

Daniel Tatcher, analista de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, señala que ese registro de electores podría impugnarse en el Trife y por esa vía demostrar que es inconstitucional, si así lo fuere. Por esa vía se logró la Acción Afirmativa que permite a los migrantes ser votados, pero es una medida coyuntural”, destaca. “Lo que se tiene que buscar es que se vuelvan leyes esos temas de los migrantes”.

Sigue leyendo:

– Eliminar el registro al padrón en cada elección, ¿la última piedra en el zapato del voto migrante?
– Mexicanos en EE.UU. aprenden a pelear por sus derechos políticos en su país de origen
– Inmigrantes mexicanos, una fuerza clave para la economía de EE.UU.

En esta nota

Elecciones México

Suscribite al boletín de México

Recibe gratis las noticias más importantes de Mexico diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain