Enrique Peña Nieto: un presidente no se levanta “pensando cómo joder a México”

El mandatario sorprende con una frase que deja entrever cierta molestia por las críticas constantes a su gobierno. "Mi único propósito es que a México le vaya bien", aseguró

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
Enrique Peña Nieto: un presidente no se levanta “pensando cómo joder a México”
Apenas dos de cada diez mexicanos aprueban la gestión de Peña Nieto.
Foto: PEDRO PARDO/AFP / /Getty Images

La frase sorprendió a más de uno. Y quizá no hizo más que revelar la frustración de un hombre.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, es blanco reiterado de críticas y apenas dos de cada diez personas aprueban su gestión.

Y ahora, a menos de dos años de que se elija su sucesor, da la impresión de estar más suelto para responder y decidido a defender su actuación al frente del país.

No sin antes pedir disculpas, es así que aseguró en una inusual expresión para un mandatario mexicano: “Un presidente no creo que se levante, ni creo que se haya levantado pensando, y perdón que lo diga, cómo joder a México”.

“Soy el primero en reconocer fallas, errores, desaciertos, pero también avances y logros que hemos tenido”, señaló Peña Nieto en un foro este martes.

“Mi único propósito”, agregó, “es que a México le vaya bien y estoy seguro que los anteriores presidente también no han tenido otra misión más que esa”.

Peña Nieto pidió que se hable bien de México.
Peña Nieto pidió que se hable bien de México. AFP/Getty Images

El presidente aseguró que el país va por “buen camino”, pidió que se hable bien de México, defendió las cifras de crecimiento y de empleo, y al igual que en ocasiones anteriores dejó entrever cierto malestar con las críticas que se le hacen a su gobierno.

El lema del Cuarto Informe de Gobierno, que Peña Nieto presentó el mes pasado fue “lo bueno casi no se cuenta, pero cuenta mucho”.

Y este martes, en el foro “Impulsando a México” -organizado por el diario El Financiero y la agencia de noticias Bloomberg– el presidente confesó que a veces pide que le pasen “alguna (información) positiva” porque todas son negativas y le da “consternación”.

Del “Mover a México” a la frustración

Peña Nieto se ha convertido en el presidente mexicano menos popular de las últimas dos décadas.

Golpeado por una crisis de confianza en su gobierno, desatada por la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa y el escándalo de una millonaria mansión, se le ha sumado una situación económica que no termina de despegar y el incremento en los niveles de violencia.

En los últimos meses, la sorpresiva invitación que le hizo al candidato republicano Donald Trump le generó una andanada de críticas y en los últimos días admitió que su visita se pudo haber realizado de “una mejor manera”.

La gestión de Peña Nieto viene marcada por la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa.
La gestión de Peña Nieto viene marcada por la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa. AFP/Getty Images

Peña Nieto comenzó su presidencia en diciembre de 2012 con la intención de llevar a cabo reformas estructurales en el sector energético, educativo, y en el de las telecomunicaciones, pero el impulso inicial resumido en el lema de su gobierno “Mover a México” se fue desinflando. Ahora, y desde hace un tiempo, es un presidente asediado.

“No es usual oír a un presidente usar esas palabras”, le dice a BBC Mundo el analista José Antonio Crespo, “pero tampoco es que debamos escandalizarnos”.

“No sé si le salió del alma o la pensó como para dar más impacto, sus discursos no son espontáneos y ahorita se sale del renglón”, señala el profesor e investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

El mensaje que buscó enviar Peña Nieto, considera, es el de alguien cansado de las críticas y que piensa que lo “están cargando más de la cuenta con la responsabilidad”.

“Pareciera que se está quejando de la crítica es excesiva, de la descalificación permanente, y a lo mejor tenga un poco de razón”, sentencia Crespo.

Te recomendamos