Así lucha una madre indocumentada contra Arpaio

Este 8 de noviembre, el voto latino puede definir el futuro del republicano

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Bertha Rita Martínez, una madre indocumentada de Arizona que fue arrestada en una manifestación en favor de medidas migratorias, asegura que este hecho la llevó a formar parte de la campaña para que el alguacil del condado de Maricopa, Joe Arpaio, pierda este martes su reelección.

La ahora integrante del grupo Bazta Arpaio recordó que el día que la Corte Suprema dio a conocer en junio pasado que hubo un empate en la votación de los jueces sobre la constitucionalidad de la Acción Diferida (DACA) asistió a una desobediencia civil frente al Capitolio de Arizona como señal de protesta.

“Yo estaba muy ilusionada porque tenía esa promesa del DAPA, soy indocumentada, tengo 24 años viviendo en Phoenix, ese día que no paso la ley y me sentí muy frustrada, empecé a llorar”, dijo a Efe.

A pesar del temor, acudió a la protesta, pues el riesgo de deportación” ha estado presente “todos los días” desde hacía años.

Pero la detuvieron y la llevaron a una cárcel de Arpaio. Allí, explicó, fue maltratada verbalmente

“Una se siente tan humillada, te dejan sin comer, te dan agua de la llave, te insultan”, rememoró sobre aquella noche en la que lloró al recordar a sus hijos pequeños y a las miles de madres que deportan y las separan de sus familias.

“Me dejaron salir a las 24 horas porque no quise dar mi estatus legal, y porque tenía un abogada. Desde entonces he tomado valor, me han hecho más fuerte en esta lucha para sacar Arpaio de Arizona”, aseguró Martínez.

Este 8 de noviembre, el voto latino puede definir el futuro del republicano, quien lleva más de dos décadas en el cargo, está por detrás en las encuestas, que lidera por un ligero margen el demócrata Paul Penzone.

Eduardo Sainz, director de Mi Familia Vota en Arizona, aseguró a Efe que esta elección marcará un cambio definitivo, ya que se duplicaron las aplicaciones para la ciudadanía en Arizona.

“Antes duraba de tres a cuatro meses el trámite, y este año duró hasta siete meses, lo que significa que Inmigración no estaba preparado para esa gran cantidad de personas que llenaron sus papeles para ser ciudadanos y poder votar”, consideró.

Sainz indicó que la lucha de Martínez y tantos indocumentados como ella no es partidaria, sino por tener representantes que respeten a la comunidad latina y que pongan atención a los temas de inmigración, educación y derecho de los trabajadores

Te recomendamos