Galaxy recibe una cornada

Red Bulls se imponen y avivan ilusión de playoffs

HARRISON, Nueva Jersey .- Rafael Márquez no hizo quedar mal a Thierry y Henry y a su técnico, Hans Backe, que lo elogiaron por su labor realizada como mediocampista.

El zaguero mexicano puso el pase del segundo gol con el que Red Bulls de Nueva York derrotaron 2-0 a Los Ángeles Galaxy para seguir en la pelea por el último lugar en los playoffs.

El duelo en la Red Bull Arena empezó con unos galácticos en búsqueda de adelantarse en el marcador, pero bastó una buena jugada neoyorquina para que Luke Rodgers abriera la pizarra al minuto 32 tras un pase de Tim Ream.

Así se fueron al descanso y al 60′ Thierry Henry, con un disparo cruzado desde la izquierda, a pase de Márquez, batió el arco del equipo del sur de California.

Con la victoria, Red Bulls suman 43 puntos y se mantienen en la pelea por el último boleto a la postemporada, mientras que los angelinos postergaron su coronación como el mejor equipo de la campaña regular y se quedaron con un total de 64 unidades.

Márquez jugó en la media cancha y se vio como todo un mariscal de campo.

El mexicano marcó bien y cuando tuvo el balón en sus pies distribuyó mejorr el esférico al resto de sus compañeros.

Hasta antes de su tropiezo de ayer, el Galaxy había conseguido cuatro triunfos consecutivos.

“Rafa siempre nos calma a todos, sin importar si juega en el medio o atrás, ése es el tipo de jugador que él es cuando tiene el balón en los pies”, dijo Henry.

“Él dio muy buenos pases y para mí Rafa puede jugar bien atrás o en el centro o donde lo pongan, ya que él es un jugador importante para nosotros”, agregó el francés.

La última vez que Márquez jugó en su posición natural en el centro de la defensa fue en la dura derrota en casa por 3-1 ante Real Salt Lake, el pasado 21 de septiembre, un partido donde fue abucheado por la afición cada vez que el mexicano tocaba el balón.

Fue en ese encuentro donde Márquez criticó a sus compañeros en defensa, una acción que generó controversia alrededor del jugador.

Por su parte,e l equipo de Los Ángeles se perfila para romper la marca de los 70 puntos, situación que nunca ha ocurrido en la historia de la Liga profesional de futbol de los Estados Unidos, la MLS.