México busca generar una mayor inversión

Extiende incentivos fiscales en favor de la exportación

MÉXICO, D.F. (EFE).- México extendió ayer un decreto presidencial de incentivos fiscales para la industria maquiladora (ensamblaje) con el objetivo de generar más inversión y empleos en este país.

En 2008 se aprobó por decreto un apoyo especial para fomentar la operación de esa industria de exportación por tres años y este martes el presidente de México, Felipe Calderón, firmó una prórroga hasta 2013 para que ese sector continúe la programación de sus inversiones considerando el estímulo fiscal.

México requiere de “industrias maquiladoras más activas y generadoras de empleo con medidas fiscales acordes”, dijo Calderón durante la firma del decreto.El mandatario destacó la importancia de favorecer al sector manufacturero y de exportación con “una política fiscal responsable” y que, a su vez, les permita “enfrentar el entorno internacional adverso.

El manifiesto presidencial establece una reforma regulatoria, simplificación arancelaria y una ventanilla digital (oficina virtual para hacer trámites).

La medida, según Calderón, es “un estímulo para fortalecer inversiones y generar más ingresos”. También, permite que las empresas ensambladoras “puedan planear sus proyectos productivos con mayor eficacia”.

Explicó que el IETU [Impuesto Empresarial de Tasa Única] se calculará “usando la misma base gravable del Impuesto Sobre la Renta (ISR). De esa forma, dijo, “las 6,400 empresas del sector -de ensamblaje- invertirán más y generarán más empleos”.

La industria de ensamblaje en México ha perdido cientos de miles de empleos en los últimos años debido a la recesión internacional y a la pérdida de competitividad ante China y algunos países de América Central, de acuerdo con el Consejo Nacional de la Industria Maquiladora de Exportación (CNIME).

Calderón aseguró que la industria del ensamblaje “aporta un gran valor agregado” en sectores como el aeroespacial, electrónico, telecomunicaciones y automotriz.

En el acto expresó su “preocupación” por mantener la seguridad de las empresas maquiladoras, principalmente las que se encuentran en las ciudades fronterizas como Ciudad Juárez, frontera con EEUU y que viven una ola de violencia.

La prórroga beneficiará también a las donantes autorizadas (organizaciones filantrópicas y de asistencia social).