Obrador regresaría a soldados a cuarteles

El aspirante de la izquierda dijo que lo haría si gana elecciones de 2012

MÉXICO, D. F. (EFE).— El aspirante de la izquierda a la Presidencia de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo ayer que si gana las elecciones de 2012, los militares que combaten al crimen organizado regresarán a los cuarteles “en seis meses”, periodo en el que espera instaurar “una atmósfera nueva” en el país.

“Desde los primeros días va a haber trabajo, vamos a atender a los jóvenes, se va a crear esta atmósfera de progreso y de justicia” que permitirá el repliegue de los soldados de las labores de seguridad pública que ahora desempeñan, dijo.

El Ejército mexicano se encuentra desplegado en algunos estados de México desde diciembre de 2006 por instrucciones del actual presidente, Felipe Calderón, quien ha puesto a la institución castrense al frente de la estrategia contra la delincuencia organizada.

Esta política fue criticada ayer por López Obrador en una entrevista con la emisora MVS, pues considera que la institución castrense está siendo expuesta y “no debe desgastarse”.

El dirigente tabasqueño, quien perdió los comicios de 2006 por un estrecho margen frente al conservador Felipe Calderón, dijo ser partidario de fortalecer los valores cívicos para “detener la degradación” del país, combatir la corrupción y la deshonestidad.

Destacó que México no estaría viviendo la actual situación de violencia e inseguridad de haber llegado en 2006 a la Presidencia, una posición que considera le fue arrebatada por un “fraude electoral” que dañó mucho al país.

“Imponen a gobernantes, sigue más de lo mismo, la misma política económica y ahí están las consecuencias”, agregó.

Durante más de una hora, López Obrador desgranó algunas de sus propuestas después de convertirse en el aspirante único de la izquierda a las presidenciales del 1 de julio 2012, al imponerse en una encuesta nacional al jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard.

Entre ellas, mencionó la creación nuevos empleos para los jóvenes en los primeros meses para romper un círculo vicioso que conduce a muchos de ellos a la violencia.

“Vamos a darle empleo a los jóvenes, a siete millones en los primeros meses, un poco lo que hizo (Franklin Delano) Roosevelt cuando la Gran Depresión (con la New Deal, 1933-1938). Eso es lo que hay que hacer ahora”, indicó el político, quien admitió que aspira convertirse en el Lula [Luiz Inácio Lula da Silva, expresidente brasileño] mexicano.

Además, criticó el actual modelo económico y señaló que el mismo es el que alimentó la inseguridad que prevalece hoy en México.

“Raro sería que no hubiera inseguridad y violencia después de 28 años sin crecimiento económico, sin generar empleos, sin atender a los jóvenes”, apuntó.

Para López Obrador, es un total sinsentido “querer combatir el mal con el mal, la violencia con la violencia” y recordó que no es una utopía instaurar “una ‘república amorosa'” en México, tal como ayer planteó tras imponerse a Ebrard.

“Se van a necesitar menos soldados, menos policías, menos cárceles, porque va a haber justicia. Y la paz y la tranquilidad es fruto de la justicia”, concluyó.