Asesinan a cuatro reos en cárcel

La trifulca sucedió en conocido penal de Quezaltepeque, cerca de San Salvador

SAN SALVADOR, El Salvador (EFE).— Las autoridades penitenciarias salvadoreñas confirmaron ayer que al menos cuatro reos del penal de Quezaltepeque, noreste de San Salvador, fueron asesinados anoche en en una trifulca interna.

El subdirector de la Dirección General de Centros Penales (DGCP), Nelson Rauda, pconfirmó que anoche encontraron “los cadáveres de tres internos en el sector uno del penal de Quezaltepeque” y que ayer “apareció otro [cadáver] en el sector dos” de esa misma cárcel.

Señaló que todos los cuerpos presentaban “heridas de arma blanca y golpes”.

De acuerdo con Rauda, el múltiple asesinato se debe a una “limpieza interna de la pandilla 18”, debido a que en el centro penal de Quezaltepeque están recluidos solo miembros de esa banda.

En la cárcel de Quezaltepeque, ubicada en el departamento de La Libertad (centro), hay 1.000 reclusos de la mara 18, según datos penitenciarios.

Rauda indicó que se ha decidido decretar “estado de emergencia” en el penal, que consiste en la suspensión de visitas a los reclusos y ampliar las medidas de seguridad, aunque no especificó el tiempo de duración de dicha medida.

Esta es la segunda riña que ocurre al interior de una cárcel salvadoreña en lo que va de año y que termina con muertes, pues en octubre pasado tres internos fueron asesinados en el Centro Penal de Ciudad Barrios, San Miguel (oriente), confirmó Rauda.

Las cárceles en El Salvador albergan actualmente a más de 24.000 reos, lo que supone que operan con un hacinamiento de casi el 300 por ciento ya que los 21 centros penales del país solo tienen capacidad para albergar a 8,300 reclusos.