Campaña por captar votos de los paisanos

Buscan voto de paisanos en visitas navideñas

MÉXICO, D.F.— Garitas, cruces fronterizos, terminales de autobuses y aeropuertos. Los mexicanos en el extranjero que visiten México contarán con módulos especiales del Instituto Federal Electoral (IFE) que arrancó una campaña navideña para captar el voto de mexicanos residentes en el exterior en las elecciones presidenciales en 2012.

Hasta el 1 de diciembre, el Instituto Federal Electoral ha recibido 8,743 solicitudes de inscripción a la Lista Nominal de Electores Residentes en el Exterior, provenientes en el 88% de los Estados Unidos (California, Texas, Arizona, Nevada, Illinois, Georgia, Nueva York, Carolina del Norte y del Sur; Washington DC), así como de 54 países del resto del mundo.

“Es una buena cifra”, dijo Dalia Moreno, coordinadora del voto de Mexicanos Residentes en el Exterior. “Esto es 300% por arriba de lo que se recibió en el sexenio pasado en el mismo periodo”.

La campaña decembrina contará con 71 funcionarios del IFE que darán asesoría especial en el llenado y envío desde el 1 de diciembre de 2011 y hasta el 15 de enero de 2012 en 17 entidades: Coahuila, Chihuahua, Distrito Federal, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Nuevo León, Sonora, Tamaulipas y Zacatecas.

Explicarán los detalles sobre cómo votar desde el extranjero, requisitos para tramitar la credencial para votar y los lugares en donde pueden realizar dicho trámite. En 2006, alrededor de 10 mil solicitudes de voto fueron anuladas por errores en el llenado de la solicitud de inscripción a la lista nominal

El trámite de solicitud al listado nominal -que puede imprimirse desde la página http://www.votoextranjero.mx o en embajadas y consulados- es básico para el éxito del voto de los mexicanos porque una vez registrada la inscripción las autoridades del IFE envían la papeleta de votación a la dirección proporcionada por el interesado.

El paisano emitirá su sufragio y lo deberá regresar vía correo postal certificado.

Los mexicanos en el exterior tienen un potencial de cuatro millones de votos; sin embargo la experiencia previa para elegir presidente fue débil: apenas ejercieron este derecho 33 mil personas.