Mueren 13 por la represión en Siria

Cifra supera con amplitud las cuatro mil muertes, según ONU
Mueren 13  por la represión en Siria
ONU pide a la comunidad internacional adoptar 'medidas urgentes y efectivas' para proteger a los sirios frente a violencia del régimen.
Foto: EFE

EL CAIRO, Egipto (EFE).— Al menos trece personas han muerto a lo largo del día en Siria, entre ellos dos menores y una mujer, por la acción represora de las fuerzas del régimen sirio al pretender sofocar las protestas que, como cada viernes, exigen la marcha del presidente, Bachar al Asad.

Según los opositores Comités de Coordinación Local, el mayor número de víctimas mortales se registró en Latakia (noroeste), donde murieron cinco personas, mientras que otras tres perdieron la vida en la provincia de Homs, el gran bastión rebelde en el centro del país.

Dos de las víctimas restantes perecieron en Deraa (sur), otra en Hama (centro) y otra en Idleb (norte), todas ellas provincias donde la oposición a Al Asad se ha hecho sentir con más fuerza desde el inicio de las protestas, en marzo pasado.

El menor fallecido, uno de los dos muertos en la provincia de Deraa, perdió la vida en la aldea de Naema después de recibir el disparo de un francotirador.

Además, se registraron duros enfrentamientos en la región fronteriza entre el Líbano y Siria de Tel Kalaj, cuando desertores del Ejército sirio intentaron abandonar el país.

Los disparos de las fuerzas del régimen alcanzaron las poblaciones fronterizas del Líbano, e hirieron a al menos dos campesinos, según informaron fuentes militares libanesas.

Desde esta mañana, en la población de la región fronteriza de Wadi Jaled se oye el bombardeo sobre Tel Kalaj, donde ayer también tuvo lugar una manifestación en protesta contra la represión del régimen sirio.

La cifra de víctimas mortales de la represión de las manifestaciones antigubernamentales en Siria desde el pasado mes de marzo supera con amplitud las cuatro mil, según dijo ayer la alta comisionada de la ONU de Derechos Humanos, Navi Pillay.