NBA está de regreso

Los dueños y jugadores aprueban el nuevo convenio
NBA está de regreso
Jugadores de la NBA, liderados por Derek Fisher (centro), durante una de la pláticas previas a la aprobación del nuevo contrato colectivo.
Foto: AP

NUEVA YORK (AP).- La NBA está de regreso, y el comisionado David Stern insiste en que ahora es mejor que antes.

Quizás esa mejora no se note de inmediato, pero Stern dijo que la “travesía tortuosa” durante el cierre patronal de 161 días valdrá la pena al final.

Stern anunció que los dueños y jugadores de la NBA ratificaron ayer un nuevo contrato colectivo, lo que constituye el último paso para poner fin al cierre patronal de cinco meses y allana el camino para que abran hoy los campamentos de entrenamiento y las negociaciones con los agentes libres.

Junto con un programa ampliado para compartir los ingresos, Stern considera que los equipos y los espectadores verán una liga mejorada en los próximos años.

“Es un nuevo comienzo en cierto modo”, destacó. “Esto va a requerir de un par de años para salir adelante, pero estamos muy emocionados por las perspectivas”.

El acuerdo por una década promete a los dueños ahorros de quizás 250 millones de dólares al año, pero deja casi intacto el sistema de topes salariales laxos, que los jugadores lucharon por preservar.

Stern y el subcomisionado Adam Silver anunciaron la ratificación durante una conferencia de prensa, lo que puso fin a casi dos años de negociaciones complicadas, las cuales derivaron en que se abreviara la campaña por segunda vez en la historia de la NBA.

Un calendario de 66 partidos de temporada regular comenzará en Navidad y terminará el 26 de abril, lo que obligará a que cada equipo juegue tres noches seguidas sin descanso al menos en una ocasión.

Por una votación de 25-5, los dueños aprobaron el acuerdo, que permite que cualquiera de las partes opte por una rescisión después de seis años.

La asociación de jugadores informó que el 86 por ciento de más de 200 agremiados, que emitieron su voto por medios electrónicos, aprobó el contrato.

Los dueños accedieron también a un plan expandido para compartir los ingresos, y Stern consideró que ambos acuerdos constituyen un hito para la liga.

El plan, que comenzará en la campaña del 2013-14, aumenta a más del cuádruple los ingresos compartidos actualmente por los clubes, y Stern confió en que recibirán al menos 20 millones de dólares y que por lo menos seis equipos podrían pagar 50 millones de dólares por concepto del plan.

Los propietarios insistieron en que perdían cientos de millones de dólares al año bajo el antiguo contrato colectivo, ratificado en el 2005, y consideraron que éste favorecía a los equipos con más recursos. Así, buscaron cambios significativos en estas negociaciones.

Stern sabe que los dueños, particularmente aquellos que poseen equipos pequeños, no lograron todo lo que querían, pero destacó que “ésta liga será más competitiva con el tiempo”.

Los salarios de los jugadores se redujeron en 12 por ciento, y Stern enfatizó que hay nuevas cláusulas, las cuales permitirán que los equipos escapen más fácilmente de contratos complicados y se vuelvan competitivos más pronto.